¿Qué hacer para cobrar el dividendo de BBVA, que ha subido un 50%?

El 6, último día para comprar acciones de la entidad y optar a este cupón

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila.
El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila. REUTERS

El calendario de dividendos está recuperando su brillo prepandemia y los inversores de Bolsa, tan habituados a recibir una 'rentita', están de enhorabuena. Precisamente, uno de los próximos pagos es el de un grande del Ibex. El 6, último día para poder optar al cobro del dividendo de BBVA. La entidad financiera retribuirá a sus accionistas el próximo 11 de octubre con un pago de 0,12 euros brutos por cada acción, que supone un 50% más que el entregado por las mismas fechas hace un año y que fue de 0,08 euros.

De hecho, el aumento del dividendo se debe, precisamente, al incremento de los beneficios. También a que el banco cuenta con menos acciones en circulación que hace un año después de que haya amortizado los títulos adquiridos en su último programa de recompras. A menor número de acciones, mayor el pago a percibir.

En total, BBVA, que cotiza con una rentabilidad por dividendo estimada para 2022 del 8%,  distribuirá 766 millones entre sus inversores, lo que supone un pay- out (porcentaje del beneficio que se destina a remunerar a los accionistas) del 25,5%, ya que entre enero y junio registró unas ganancias de 3.001 millones de euros, un 57% más que en el primer semestre de 2021.

En noviembre de 2021, BBVA mejoró su política de remuneración al accionista al elevar el ‘payout’ hasta el 40%-50% del beneficio, desde la horquilla anterior del 35%-40%. La implementación de esta política se realiza a través de dos pagos en efectivo (uno a cuenta y uno complementario), que se combinan con recompra de acciones.

Y es que el sector bancario está empezando a recuperar sus políticas de retribución al accionistas en un entorno de tipos de interés al alza y dejando atrás la etapa en la que por recomendación del Banco Central Europeo (BCE) tuvieron que dejar de premiar al accionista por la crisis provocada por la pandemia.

El 28 de septiembre, Bankinter abonó a los accionistas del banco un dividendo ordinario a cuenta 2022, por un importe bruto de 0,064 euros por acción.

Próximamente será Santander el que premie la fidelidad de sus accionistas. La entidad financiera recomprará acciones por 979 millones de euros y pagará un dividendo de 5,83 céntimos por acción el próximo 2 de noviembre.

El banco ha aprobado destinar el 40% del beneficio obtenido en el primer semestre de 2022 a remunerar a los accionistas con una recompra de acciones y el reparto de un dividendo en efectivo a partes iguales, siguiendo su política habitual. Santander registró unas ganancias de 4.894 millones de euros en los primeros seis meses del año.

BBVA 5,54 -0,13%
SANTANDER 2,81 -0,16%
BANKINTER 5,96 -0,50%

De esta forma, el banco repartirá el 20% de ese resultado (unos 979 millones) en un dividendo en efectivo que abonará a partir del próximo 2 de noviembre de 2022. El pago que percibirán los accionistas, de 5,83 céntimos por título, es un 20,2% superior al del año pasado (entonces la entidad ejecutó un primer pago de 4,85 céntimos por acción).

Esto se debe a que los resultados del primer semestre en 2022 fueron un 33% superiores a los del mismo periodo del año anterior. También a que el número de acciones en circulación actualmente es inferior al del año pasado, ya que la entidad ha amortizado las recompras realizadas en el programa de 2021 que ascendía a un total de 1.700 millones ejecutado en dos tramos. Según ha detallado la entidad, el último día de mercado para tener derecho a percibir el pago del dividendo será el 28 de octubre, porque el siguiente día hábil, el 31 del mismo mes, los títulos ya cotizarán sin derecho a remuneración.

Del mismo modo, Santander iniciará una recompra de acciones por el mismo importe (979 millones) que espera iniciar “una vez se haya obtenido la pertinente autorización regulatoria”. La intención del banco es reducir el capital social mediante la amortización de las acciones que recompre y así aumentar el valor de los títulos, lo que supone una recompensa para sus inversores.

En 2021, el banco presidido por Ana Botín ya estableció una política de remuneración en la que se comprometía a distribuir el 40% del beneficio obtenido a partes iguales entre recompras de acciones y el pago de un dividendo en efectivo. El año pasado, el banco distribuyó 3.400 millones entre sus accionistas, en lo que supuso la vuelta al dividendo para el sector bancario tras un 2020 en el que, tras el estallido de la pandemia del Covid-19, el Banco Central Europeo (BCE) vetó la remuneración al accionista para preservar capital.

Para 2022 Santander mantiene la misma política, aunque confía elevar el dividendo por encima del 40% del pay out a partir de 2023.

Normas
Entra en El País para participar