Crónica de Bolsa

Las Bolsas cortan el rally en el día de la reunión de la OPEP+

El Ibex cede un 1,5% y cae por debajo de los 7.600 puntos

Las Bolsas cortan en seco la recuperación que venían experimentado en el inicio del trimestre. Los analistas ya lo advertían. El rally de las últimas jornadas iba a ser efímero. El repunte del crudo después de que los principales productores acordaran el mayor recorte de la producción desde el estallido de la pandemia fue la excusa a la que se aferraron los inversores para corregir parte de las ganancias registradas días atrás. El Ibex 35 cedió un 1,52% y vuelve a perforar la barrera de los 7.600 puntos.

El selectivo español no contó con apoyos para esquivar las ventas. Repsol fue la única cotizada que escapó a las pérdidas y se anotó un 2,59%, subida que estuvo auspiciada por la recuperación de los precios del crudo. En el lado de los descensos sobresalieron Colonial (-5,18%), Meliá (-5,08%), Grifols (-4,8%) y Fluidra (-4,7%).

El comportamiento de la Bolsa española se mantuvo en línea con la del resto de índices europeos. El Dax alemán bajó un 1,2%; el Cac francés, un 0,9%; el FTSE británico, un 0,48% y el Mib italiano, un 1,52%.

Hoy se ha conocido un mal dato de actividad del sector privado en España en septiembre, período en el que sufrió su primera contracción desde enero como consecuencia del impacto de la inflación y la incertidumbre, según refleja el índice compuesto de gestoras de compra (PMI), que bajó a 48,4 puntos desde los 50,5 puntos de agosto, su peor lectura desde enero de 2022.

La falta de nuevos pedidos recibidos fue el motivo principal de la contracción del sector privado español en septiembre, lo que se tradujo en una fuerte reducción de los trabajados atrasados de las empresas y en recortes leves de empleo, mientras que la confianza en el futuro se mantuvo históricamente moderada.

IBEX 35 8.382,60 0,00%
Petroleo Brent 87,430 2,174%

Las caídas de hoy en los mercados responden en parte a que muchos inversores, concretamente los más cortoplacistas, aprovechan el repunte para realizar beneficios y los más prudentes reducen su exposición a la renta variable, tal y como explica Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities.

El experto no cree que éste vaya a ser el rebote definitivo que permita a las Bolsas occidentales "dejar atrás el actual mercado bajista, ya que el escenario macroeconómico y geopolítico no invita al optimismo. Seguimos, por ello, insistiendo en esperar a la temporada de publicación de resultados trimestrales, que comenzará en breve, para sacar conclusiones más realistas sobre cómo puede afectar el actual escenario a las expectativas de resultados de las cotizadas, que es lo que verdaderamente al final determina el comportamiento de sus cotizaciones".

Los índices Dow Jones y S&P 500 protagonizaron el martes sus mayores repuntes de dos días en dos años a medida que disminuían los temores de aumentos agresivos de los tipos. El sentimiento positivo se alimentó después de que cayeron las ofertas de trabajo en EE UU al máximo en casi dos años y medio en agosto, una señal de que la misión de la Reserva Federal de controlar la demanda mediante el aumento de las tasas estaba funcionando.

"Los inversores han comenzado a considerar que los bancos centrales podrían comenzar a desacelerar el ritmo de sus aumentos de tasas y eso respalda el apetito por el riesgo", dijo a Reuters Clara Cheong, estratega global de JPMorgan Asset Management.

"Para mí, parece un repunte del mercado bajista más que cualquier cosa que pueda ser sostenible por el momento. Para que se mantenga, necesitamos ver que la inflación general y la subyacente bajen y no solo durante uno o dos meses, necesitamos ver un tendencia de que eso suceda".

El Banco central de Australia subió ayer los tipos de interés de 25 puntos básicos, menos de lo esperado por el mercado. En una señal de que algunos bancos centrales todavía están preocupados por la inflación, Nueva Zelanda los ha subido hoy 50 puntos básicos, como se esperaba, pero ha dicho que había considerado un aumento de 75 puntos básicos.

"Este es un redondeo del mercado sobrevendido porque ha habido una estabilización en los bonos del Tesoro a diez años, el dólar estadounidense ha comenzado a consolidarse y eso ha creado este sentimiento positivo en el mercado de valores", dijo. Jack Siu, director de inversiones de Credit Suisse para China a Reuters. El euro cae un 0,1%, hasta los 0,9971 dólares.

La corrección vivida por la renta variable se trasladó también al mercado de deuda. Las presiones inflacionistas que seguirán ejerciendo los precios energéticos echa por tierra la posibilidad que ayer barajaban los más optimistas y que empezaron a poner en precio una moderación en las subidas de los tipos de interés. El rendimiento del bono español a diez años repunta ligeramente al 3,24% mientras la referencia alemana al mismo plazo vuelve a recuperar la barrera del 2% que perdió en las sesiones anteriores.

El dólar volvió a emerger como activo refugio. La divisa estadounidense se apreció frente al resto de las monedas y aleja al euro de retornar a la ansiada paridad. La moneda europea se cambia a 0,98 billetes verdes.

Normas
Entra en El País para participar