GDV Mobility abre en Alicante la planta más grande de Europa de reparación de baterías para vehículos eléctricos

Contará con una capacidad de casi medio millón de unidades al año

Germán Agulló, CEO y cofundador de GDV Mobility.
Germán Agulló, CEO y cofundador de GDV Mobility.

La plataforma digital líder de distribución de recambios del sector de la movilidad personal GDV Mobility ha anunciado este miércoles la apertura en Alicante de la que será la planta más grande de Europa de reparación de baterías para vehículos eléctricos, asegurando la recomposición de la pieza en solo 72 horas y logrando una reducción de costes de hasta el 80% de las que suelen ser las reparaciones más caras en este tipo de vehículos.

El Know How que han logrado desarrollar les permite reparar casi medio millón de baterías al año en todo tipo de vehículos eléctricos como coches, motos, patinetes e incluso drones, según han explicado fuentes de la entidad. Hasta ahora, la mayor instalación se ubicaba en Alemania con una capacidad para 70.000 unidades. La empresa logra así ofrecer a las marcas la posibilidad de cerrar el círculo vital de las baterías de vehículos eléctricos, dándoles una segunda vida, lo que supone un avance importante a favor de la movilidad sostenible.

Tras un exitoso primer año de vida, con un crecimiento del 667% y con ebitda positivo, GDV Mobility apuesta una vez más por la innovación del sector tras el anuncio efectuado esta mañana en el I Congreso Internacional Alicante Futura: El mañana que nos mueve. Germán Agulló, CEO y cofundador de la sociedad, ha explicado que las instalaciones estarán plenamente operativas en noviembre y ha avanzado que el compromiso de la firma es asegurar la recomposición de la pieza en el 90% de los casos. Además, el proyecto supondrá para la startup alicantina aumentar en al menos un 50% su plantilla, que en la actualidad está formada por 30 personas.

A día de hoy, en un producto como las baterías de ion litio, que sustituye a los combustibles contaminantes, se llevaba a cabo una producción lineal, por lo que era prácticamente imposible crear a nivel masivo un “cierre del círculo”. Ahora, con esta nueva fábrica, la principal plataforma de distribución de recambios del sector de la movilidad sostenible pretende lograr este objetivo con las baterías de vehículos eléctricos, dándoles una segunda vida y dando un paso más en favor de la sostenibilidad. GDV Mobility se compromete a proporcionar un certificado a sus clientes asegurándoles que sus baterías se vuelvan a poner en el mercado o que se destinen a las compañías recicladoras, algo que les beneficia para el cierre de muchos contratos.

La compañía logra aumentar la seguridad y fiabilidad de los servicios con una reducción de costes de entre el 50% y el 80% (según el tipo de vehículo) de la que es la reparación más cara de este tipo de vehículos. Asimismo, está previsto también que las tasas de garantía de reparación desciendan de un 35% a un 1,2%, lo que implica una mejora en la calidad por un menor precio. GDV Mobility pasa a ofrecer a sus clientes una innovación nunca antes proporcionada y permite a los talleres que colaboran con la empresa brindar al cliente final un producto único, consiguiendo así aumentar la captación de usuarios.

“Para la empresa significa un antes y un después, nos posiciona, y terminamos de definir las líneas de producción de la compañía. Era una de las dos cosas claves que queremos hacer en esta nueva época, crear una innovación tecnológica a través de nuestro nuevo SaaS (software como servicio) para distribución que saldrá a la luz a finales de año, y a través de la innovación industrial”, ha asegurado Germán Agulló, CEO y Cofundador de GDV Mobility.

Tras la puesta en marcha de estas instalaciones el mes próximo, la empresa busca alcanzar buenos niveles de producción que le permitan ampliarla. "El futuro de GDV pasa por el I+D+i, por estar presentes y desarrollar modelos de investigación para poder mejorar el sector de la movilidad eléctrica, y que esta sea accesible y económica para todos", aseguran desde la compañía.

La empresa gestiona en la actualidad, a través de su software, más de 800 clientes que distribuyen sus productos a más de 15.000 tiendas repartidas por toda la geografía española. GDV Mobility buscan mejorar y asentar las bases del futuro en el sector de la movilidad, proporcionando piezas de calidad y a buen precio tanto a mayoristas como a pequeñas tiendas de bicicletas y patinetes eléctricos para que el resultado final del producto sea de la mayor calidad posible.

Normas
Entra en El País para participar