Las nuevas medidas fiscales para autónomos y pymes son insuficientes

Las organizaciones de trabajadores autónomos reconocen que es “un paso”, pero advierten de que las medidas son “mejorables”

medidas fiscales

Las nuevas medidas fiscales para autónomos y pymes son insuficientes para las organizaciones de trabajadores autónomos. El paquete de medidas que ha presentado el Ministerio de Hacienda inciden, principalmente, en avanzar a un sistema fiscal más justo en el que aporten más los que más tienen.

Entre las medidas destaca la rebaja del IRPF para los autónomos. Esta medida se incluirá en la ley de Presupuestos Generales del Estado de 2023. La medida incluye una rebaja adicional en el IRPF de cinco puntos porcentuales en el rendimiento neto de los módulos. Eso permitiría, según el Gobierno que unos 577.688 autónomos se ahorren 68 millones.

Además de eso, los trabajadores autónomos que tributan por estimación directa simplificada y que aplican actualmente una reducción automática del 5% del rendimiento neto con un importe máximo anual de 2.000 euros, podrán beneficiarse de hasta un 7% de reducción en los próximos Presupuestos Generales. Esto hará que se consiga reducir la factura fiscal de 956.452 autónomos en 116 millones de euros.

Para aliviar la situación que viven las pequeñas empresas se ha planteado también una reducción del tipo del Impuesto sobre Sociedades del 25% al 23% para las pymes con una facturación de hasta un millón de euros.

Medidas “mejorables”

Por otro lado, se creará un Impuesto de Solidaridad para las grandes fortunas que afectará a los patrimonios netos superiores a los 3 millones de euros. Solo se tributará por la parte del patrimonio que no haya sido gravado por la Comunidad Autónoma donde viva la persona. Así, este impuesto tendrá un tipo del 1,7% para los patrimonios de entre 3 y 5 millones de euros; será del 2,1% para los patrimonios de entre 5 y 10 millones de euros y del 3,5% para los que superen dichas cantidades.

Sin embargo, desde la Asociación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) consideran que las medidas fiscales son “ridículas y tacañas”. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, reconoce que es “un pequeño pasito adelante” el bajar un 5% el rendimiento en módulos para 577.000 autónomos, sin embargo, ha advertido de que la reducción “va a ser de 115 euros por autónomo”.

Desde UPTA también han advertido de que las medidas son “mejorables”. Sobre el impuesto a las grandes fortunas han señalado que con este “se recaudaría más y podríamos hacer un esfuerzo mayor bajando la fiscalidad a estos autónomos, prácticamente 1,9 millones, que son menos de mileuristas”, ha dicho el presidente de UPTA, Eduardo Abad.

Normas
Entra en El País para participar