Crónica de Bolsa

El Ibex firma su peor trimestre desde el estallido de la pandemia

El selectivo español retrocede un 9% entre junio y septiembre

Ibex pulsa en la foto

l.os inversores empiezan a tomar conciencia de que con una inflación que multiplica por cinco los objetivos de los bancos centrales, las subidas de tipos serán un ingrediente indispensable para devolver la estabilidad a los precios. Eso es lo que ha descontado el mercado en las últimas semanas con las Bolsas profundizando los mínimos anules y las rentabilidades de la deuda prolongando las subidas.

Pero el viernes los inversores hicieron un alto en el camino y eso que el IPC adelantado en la zona euro volvió a poner de manifiesto cómo la crisis energética está causando estragos. A pesar de que el dato fue pésimo –repuntó un 10% en septiembre–, el Ibex 35 puso fin a ocho sesiones consecutivas a la baja y sumó un 0,91%. Esta subida permitió al selectivo recuperar la cota de los 7.300 puntos, pero no fue suficiente para salvar la semana (-2,86%), el mes (-6,59%) y el trimestre. Con una caída del 9%, el Ibex encedena cinco trimestres consecutivos a la baja y es su peor dato en tres meses desde el primer desde el estallido de la pandemia. Aunque el desempeño ha sido pésimo, las caídas de los últimos tres meses continúan lejos del descalabro del 28,4% sufrido entre enero y marzo de 2020, un periodo marcado por el estallido de la pandemia y el Gran Confinamiento.

Las sacudidas sufridas en septiembre reducen sustancialmente los valores en positivo en lo que va de año. A día de hoy solo ocho valores escapan a la quema, lejos de los 27 que llegaron a registrar ganancias en mayo, coincidiendo con los máximos de la Bolsa en 2022. Los bancos, las cotizadas más beneficiadas en un entorno de subida de tipos, engrosan la lista de los valores que se mantienen en positivo. CaixaBank (43,8%), Bankinter (32,4%) y Sabadell (20,8%) lideran las ganancias. Junto a ellos se cuelan Acciona Energía (18,7%), Repsol (19%), Acciona (9,95%), ACS (7,1%) y Sacyr (2,5%).

Como el Ibex, el viernes los principales índices de la eurozona se sobrepusieron al mal dato de inflación de la región, unas cifras que ya habían sido descontadas con la publicación del índice de precios de Alemania. Las subidas ayudaron a mitigar pero no a borrar las caídas. El Dax alemán retrocede un 5,24% en el tercer trimestre; el Cac francés, un 2,71% y el Mib italiano, un 3%. La Bolsa británica, que en la última semana ha tenido que hacer frente a las dudas sobre la sostenibilidad del programa fiscal del Gobierno, retrocede un 3,8% en los últimos tres meses. Los descensos se repiten en Wall Street con el S&P 500 encadenando tres trimestres en negativo, un hecho que no se veía desde 2009, cuando los mercados se vieron sacudidos por la crisis financiera.

Greg Meier, director de economía y estrategia de Allianz Global Investors, señala que la perspectiva económica se ha oscurecido. Dificultades como la subidas agresivas de tipos son nuevas mientras que otras como la inflación ya habían cobrado fuerza meses atrás. A esto Juan José Fernández Figares añade el riesgo de que las estimaciones de resultados no hayan sido ajustadas al nuevo escenario de menor crecimiento, elevada inflación y tipos al alzaEl departamento de análisis de Bank of America considera que la subida agresiva de los tipos por parte de la Reserva Federal y la crisis energética son un riesgo a la baja para las Bolsas europeas. A pesar de la entrada en fase bajista del Stoxx 600, los expertos no descartan caídas adicionales. El crecimiento de la zona euro podría debilitarse y los estrategas de la firma infraponderan los cíclicos como las automovilísticas y bancos mientras sobreponderan los valores de perfil más defensivo como las cotizadas que operan en el sector de la alimentación o las farmacéuticas.

IBEX 35 8.322,40 -0,11%
Petroleo Brent 79,700 0,441%

Las caídas no se limitan a la renta variable. La deuda, un mercado que es visto como un refugio cuando la Bolsa no encuentra freno, no está sirviendo esta vez de colchón. En septiembre, un mes en el que los bancos centrales han pisado el acelerador de la normalización monetaria, los rendimientos han experimentado un fuerte repunte. La deuda española a 10 años sumó 55 puntos básicos y se sitúa en el 3,29%. Ascensos similares registraron la deuda alemana (2,1%) y estadounidense al mismo plazo (3,74% aunque a lo largo de la semana superó el 4% por primera vez desde 2010) mientras la italiana avanzó 62 puntos, hasta el 4,5%.

El mercado de divisas no permanece al margen de la voaltilidad. La divergencia que aún sigue existiendo en cuestiones de política monetaria han contribuido a la fortaleza del dólar. A esto hay que sumar la idea de que en momentos de inestabilidad son muchos los inversores que ven al billete verde como un activo refugio. La divisa estadounidense se aprecia frente a las principales monedas. Además del yen, cuya depreciación llevó al Banco de Japón a intervenir en el mercado pr primera vez desde 1998, el euro es una de las que más está notando la debilidad. Aunque en las últimas jornadas la divisa europea ha logrado cierta recuperación y se afana por escapar a los mínimos de 20 años, aún continúa estando por debajo de la paridad. El euro se cambia a 0,978 dólares.

Normas
Entra en El País para participar