Los 11.000 millones del alzhéimer para Biogen tienen colchón

Un 40% de subida en Bolsa parece mucho, pero en realidad refleja cierto escepticismo de los inversores

Imagotipo de Biogen.
Imagotipo de Biogen. reuters

Un tratamiento eficaz para el alzhéimer es, desde hace mucho, el santo grial para las farmacéuticas. La subida de un 40% en Bolsa de Biogen del miércoles parece impresionante, pero implica cierto escepticismo en cuanto a que su socia, la japonesa Eisai, y ella lo hayan encontrado.

Dicen que su candidato, el lecanemab, retrasó el deterioro cognitivo en un ensayo con unos 1.800 pacientes en la fase inicial de la enfermedad, entre otros avances. Hay más pruebas por hacer. Los médicos discutirán si esta ralentización es clínicamente significativa, o incluso si es real, ya que medir el progreso es difícil. Lo que es evidente es que, si funciona, los inversores están haciendo suposiciones sobre las ventas que no son descabelladas.

La ganancia de 11.000 millones de dólares de Biogen en capitalización implica unos 6.500 millones en ventas en cinco años, suponiendo que los ingresos se dividan entre las dos empresas, descontados a una tasa del 10%, y valorados con el mismo múltiplo a ventas que Amgen, unas cinco veces. Parece conservador. Si el fármaco tiene un precio de 20.000 dólares anuales por paciente después de los descuentos, implica que lo toman unos 330.000. Eso es menos de un cuarto de los 1,5 millones de estadounidenses con alzhéimer en fase inicial. Dado que afecta a muchas más personas en el mundo y que no hay tratamientos eficaces, parece muy poco.

Décadas de fracaso explican por qué los inversores son tímidos. Un estudio de 2014 mostró que el 99,6% de los fármacos probados entre 2002 y 2012 no lograron ayudar a los pacientes, y la década siguiente fue más de lo mismo. Incluso Aduhelm, desarrollado por Eisai y Biogen y aprobado en 2021, fue una decepción comercial, ya que el Gobierno puso límites estrictos a su pago, dadas las escasas pruebas de su eficacia. El lecanemab sigue teniendo obstáculos. Pero el número de pacientes aumentará sustancialmente, y su apariencia de eficacia significa que probablemente será reembolsado por aseguradoras y Gobiernos. Ello puede significar una oportunidad para los inversores lo suficientemente audaces como para apostar por Biogen.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías