Vía Célere encarga la venta de su macrocartera de vivienda en alquiler a Credit Suisse

El accionista Värde busca así una salida parcial de la promotora

Jose Ignacio Morales, consejero delegado de Vía Célere.
Jose Ignacio Morales, consejero delegado de Vía Célere.

El fondo Värde Partners busca una vía para salir parcialmente de su promotora Vía Célere. La firma estadounidense ha decidido vender la macrocartera de vivienda en alquiler que actualmente está construyendo y ha encargado al banco de inversión Credit Suisse el proceso de encontrar compradores.

De momento, aunque ya hay candidatos interesados, las partes ven prematuro llegar a un acuerdo. Esta cartera en construcción no está concluida y los primeros edificios terminados se espera para final de año. Vía Célere informó en marzo que dispone de una de las mayores carteras de build to rent (construir para alquilar, en inglés en la jerga del sector), con 2.431 viviendas en el territorio español, poniendo en valor ese negocio dentro de su estrategia de diversificación.

Según los datos de Vía Célere, esta cartera de activos en arrendamiento alcanzará, una vez finalizada, un valor de mercado que variará entre los 450 y los 500 millones de euros. Eso supone destinar más del 10% de la capacidad del banco de suelo actual de la compañía a su negocio de alquiler, repartiendo estas viviendas entre cinco localidades: Madrid (997), Valencia (533), Sevilla (419), Málaga (323) y Baracaldo (159). Vía Célere cuenta actualmente con un valor bruto de activos (GAV) de 1.770 millones y suelo para levantar cerca de 21.000 viviendas.

Las fuentes señalan a posibles interesados en este mercado que buscan posicionarse en el alquiler residencial en España. Por ejemplo, el fondo soberano de Singapur (GIC), que firmó recientemente una alianza con la gestora española Azora y del que todavía no se conocen operaciones. GIC prevé levantar 8.000 casas e invertir 1.500 millones.

Otros potenciales candidatos, con fuerte crecimiento en España, son Nuveen y Kronos, asociados en la marca Stay; Primonial con Grupo Lar; Aware y ASG en Vivenio, además de otros inversores como Axa, Tectum, o CBRE IM.

Está por ver cómo se concreta la venta, si suma obra terminada, obra en curso y suelos, o directamente el comprador se hará con todos los proyectos (un llave en mano) cuando Vía Célere los vaya terminando en los próximos meses.

De esta forma, Värde quiere aprovechar el tirón de la demanda de vivienda en alquiler para hacer caja. El fondo lleva tiempo tratando de salir del capital de Vía Célere. Primero intentó llevarla a Bolsa, en 2018. Integró los activos de Dospuntos y Aelca para hacerla crecer y preparar esa oferta pública de venta (OPV), pero el mercado se cerró para las inmobiliarias tras los estrenos bursátiles de Neinor, Aedas y Metrovacesa.

Este año, Värde (que controla alrededor del 75% de Vía Célere y el resto son otros accionistas minoritarios), intentó vender la inmobiliaria a su rival cotizada Neinor Homes, para lo que se iniciaron negociaciones, como confirmó la promotora contolada por Stonshield, Orion y Adar. Pero también se fustró.

Como adelantó CincoDías en marzo, la compañía decidió entonces sacar partido al negocio de la vivienda para alquiler. Así, con esta operación, Värde trocea la compañía vendiendo y rentabilizando una parte. Vía Célere se quedará únicamente con el negocio tradicional de construcción de casa para ventas minoristas.

La gestora estadounidense está ofreciendo a fondos inmobiliarios interesados en construir casas destinadas al arrendamiento y que quieran crear una gran plataforma de alquiler, según confirman diversas fuentes de mercado.

Neinor, otra operación en ciernes

Venta. Esta no es la única gran operación de build to rent en el mercado. También Neinor Homes avanza en su intención de vender parte de su cartera, para lo que contrató a la consultora Savills. La promotora vasca informó en junio había iniciado conversaciones con distintos potenciales inversores. Neinor opera en estos momentos 550 pisos destinados al alquiler y trabaja ya en diversos proyectos (en construcción, lanzamiento y preparación) con visibilidad sobre 4.600 viviendas, según informó a principio de año. A final de año prevé operar 1.000 casas en arrendamiento. La promotora estaría pensando en hacer caja ahora con ese millar de unidades de proyectos finalizados o a punto de terminar o, quizá, con otras 1.200 unidades previstas para 2023.

Normas
Entra en El País para participar