Distribución

El Corte Inglés crea cuatro nuevos cargos ejecutivos para apoyar a sus directores generales

Ficha a dos directivos y eleva a Javier Catena a director de operaciones

Reportarán al comité ejecutivo que preside Marta Álvarez

El Corte Inglés pulsa en la foto

El Corte Inglés amplía su nómina ejecutiva. El consejo de administración de la compañía de distribución aprobó este miércoles la creación de nuevo cuatro puestos directivos que apoyarán la labor de Santiago Bau y José María Folache, designados como directores generales el pasado mes de marzo, tras la salida de Víctor del Pozo.

Según fuentes de la compañía, se trata de cuatro "direcciones transversales" con la que el grupo quiere impulsar la ejecución de su plan estratégico, centrado en la digitalización, la omnicanalidad y la modernización de sus estructuras corporativas.

El primero de los puestos es la dirección de la oficina de transformación, para el que El Corte Inglés ha nombrado a Antonio Ortega, directivo con casi 20 años de experiencia en el grupo y que, previamente, ha pasado por la dirección de ventas y marketing, entre otros puestos. Este se encargará de supervisar la ejecución de los planes de transformación que impulsen los dos directores generales en sus respectivos ámbitos de actuación.

Otra de las nuevas posiciones es la dirección de operaciones, para la que se ha designado a Javier Catena, hasta ahora responsable del negocio inmobiliario del grupo. Una tarea que continuará desarrollando bajo su nuevo puesto, a la que sumará todo lo relativo a la cadena de suministro y logística. Estos últimos puntos son clave, en tanto que El Corte Inglés quiere ser un actor relevante en el sector logístico a través de su filial Logística Avanzada. Catena llegó al grupo en 2019 procedente de Testa.

Fichajes

Para los otros dos puestos, El Corte Inglés ha recurrido a sendos fichajes. El primero es el de Enrique Solbes, que ocupará la nueva dirección de tecnología y sistemas de la información. Solbes llega al grupo de distribución tras su salida de Banco Sabadell, a donde llegó en 2019 como máximo responsable tecnológico. Un año después fue nombrado director general de la filial Sabadell Information Systems. En marzo de este año cerró su etapa en la entidad financiera.

La segunda incorporación externa es la de Alfonso Gordon, que ocupará la dirección de personas y gestión de talento tras un periodo de dos años en Nueva Pescanova. Este cuenta con una amplia experiencia en departamentos de recursos humanos, pasando por empresas como Carrefour, Eulen, OHL o Duro Felguera. Su objetivo será modernizar los planes de carrera y de retención, además de contribuir a la captación de nuevo talento.

No es la única novedad en este área, ya que El Corte Inglés también ha nombrado a Ángel Gastaca como nuevo director de RR HH, puesto dependiente del departamento que encabezará Alfonso Gordon.

Esta reorganización no incluye la incorporación de un nuevo director financiero. Óscar Fernández de Llano, en el puesto desde 2018, salió de la empresa este mes de septiembre, como informó El Confidencial. Sus responsabilidades han sido absorbidas por Santiago Bau, director general corporativo y de nuevos negocios.

Estos cuatro nuevos puestos reportarán a la comisión ejecutiva delegada del grupo, creada en marzo tras la salida de Víctor del Pozo, y que encabeza la presidenta del grupo, Marta Álvarez. En ella también están el propio Bau y el director general de retail, José María Folache. Esta comisión es la que desarrolla ahora el plan de negocio de la compañía y mantendrá su estructura y funciones actuales.

Desde esta se explica que los cuatro nombramientos "completan" la alta dirección del grupo, y le permiten avanzar en las "mejores prácticas de gobierno corporativo". En este sentido, hay que recordar la aspiración del grupo en convertirse a medio plazo en cotizada, un objetivo que está plasmado en la alianza con Mutua Madrileña con un horizonte máximo a 2027, aunque no es un paso obligatorio. "No somos una cotizada pero, por el tamaño y el impacto social que tenemos, debemos trabajar como una cotizada", explican fuentes del grupo. "Los cambios que estamos haciendo en la empresa necesitan de una organización diferente", añaden,

Como avanzó Marta Álvarez en la última junta del grupo, celebrada en julio, El Corte Inglés ya había superado las ventas y beneficios pre-Covid en los cuatro primeros meses de su ejercicio, lo que la compañía entiende como un cambio de etapa tras los impactos sufridos por el Covid-19.

Normas
Entra en El País para participar