Software

La española Kaleidos capta 8 millones tras la compra de Figma por Adobe por 20.000 millones

Las suscripciones a su plataforma de creación de prototipos y diseño de código abierto se disparan un 5600% tras la operación de compra de Adobe

El equipo de Kaleidos.
El equipo de Kaleidos.

El negocio del software de diseño online colaborativo sigue agitado. Si hace unos días Adobe anunciaba la mayor compra de toda su historia y pagaba 20.000 millones de dólares por Figma, hoy la noticia la protagoniza una startup española, Kaleidos, que ha cerrado una ronda de financiación de ocho millones de dólares, atrayendo a importantes inversores internacionales que confían en el potencial de su plataforma de creación de prototipos y diseño de código abierto Penpot.

Según datos de la compañía, con sede en Madrid, la demanda de su plataforma no ha dejado de crecer desde que se lanzara en 2021, gracias a su enfoque de colaboración mucho más cercano entre diseñadores y desarrolladores. Y la compra de Figma, no ha hecho más que traerles clientes, tras el enfado de cientos de miles de ingenieros y desarrolladores que usaban esta plataforma y que temen "las reglas estrictas y cambiantes" que Adobe pueda marcar en sus productos.

Así, mientras las suscripciones a Penpot crecían alrededor del 40% por mes, en las horas posteriores al anuncio de Adobe, las suscripciones a Penpot crecieron un 5.600% y las implementaciones on-premise (en casa del cliente) de la plataforma han aumentado un 700%, tal y como apunta Pablo Ruiz-Múzquiz, CEO y cofundador de Kaleidos.

El directivo defiende que Penpot es la única plataforma de diseño y prototipado del mercado que emplea estándares abiertos para los archivos de diseño y la posibilidad de usarse tanto en modo SaaS (software como servicio) como on-premise.

La ronda de financiación ha sido liderada por Decibel, de EE UU, y ha contado con la participación de Athos Capital (promotor de la anterior ronda de inversión de 2,6 millones de dólares) y con varios business angels, entre ellos el ex director de Operaciones de Figma (y actual presidente de VSCO), Eric Wittman; Grace Francisco, vicepresidenta de Estrategia de Relaciones con Desarrolladores de Cisco, y Dave Crossland, responsable de Google Fonts.

La inyección de capital permitirá a Kaleidos continuar con el desarrollo y optimización de sus plataformas de software libre. La compañía cuenta con una segunda plataforma, Taiga, una herramienta de gestión de proyectos ágiles traducida a 20 idiomas, que ya es utilizada por más de un millón de personas. Entre las empresas que utilizan Penpot, que suma ya cientos de usuarios en la actualidad, están Google, Microsoft, Red Hat, Tencent, Mozilla y ByteDance.

“Penpot llegó para ofrecer la libertad que proporcionan las herramientas de código abierto al mundo del diseño y el prototipado en tecnología, un segmento del mercado prácticamente virgen. La confirmación de su éxito es que ahora, a raíz de la reciente adquisición de Figma por parte de Adobe reduciendo aún más el oligopolio, la comunidad de usuarios se ha volcado con Penpot, al ser actualmente la única alternativa a las soluciones propietarias, mucho más cerradas y menos accesibles”, continúa Ruiz-Múzquiz.

El directivo destaca cómo su herramienta va al "nudo gordiano, a la relación amor-odio entre el mundo de la ingeniería y de la creación. En muchos casos se ven como procesos separados, pero nuestra plataforma está pensada para que la gente creativa y que programa código trabajen juntos y se respeten mutuamente".

Sudip Chakrabarti, socio de Decibel, ve el rápido ascenso de Penpot como un indicador de la naturaleza cambiante del código abierto: "Hoy día es posible disfrutar de una experiencia de usuario fantástica manteniendo un control total sobre el software, todo ello sobre una plataforma robusta y estable con estándares completamente abiertos. Kaleidos tiene esa visión desde el principio y está mostrando al sector cómo se hace".

El CEO de Kaleidos destaca que el objetivo de su compañía es poner sus herramientas de código abierto al servicio de las comunidades de usuarios, de forma que puedan utilizar soluciones basadas en la excelencia sin sacrificar la facilidad de uso. "No podemos permitir que los silos y los estándares propietarios sean un mal necesario que nos limite a la hora de crear y colaborar para crear un gran software", dice Ruiz-Múzquiz, que remarca que la nueva financiación les ayudará a seguir demostrando lo poderosos que puede ser el código abierto.

Este emprendedor es un ferviente defensor del software libre, "que da tranquilidad a largo plazo". En su opinión, es una vacuna contra movimientos como el de Adobe y Figma "y permite impulsar una innovación distribuida y que avance más rápido". Según Ruiz-Múzquiz, es urgente acabar con el oligopolio que hay actualmente en el mercado de las plataformas de diseño, "donde prácticamente solo hay tres herramientas (Adobe, Figma y Sketch, que solo funciona pra Mac y no tiene resuelta la parte de colaboración), frente a las numerosas herramientas que hay para cubrir otras necesidades".

Tras la ronda de financiación, en la que ha salido de la empresa el CDTI, los fundadores y empleados de la compañía mantienen un 60% del capital, Decibe más del 20% y Athos Capital, un 10%. El resto está en manos de los business angels.

Normas
Entra en El País para participar