Política monetaria

Goldman Sachs prevé que el BCE suba los tipos en 75 puntos básicos en las dos próximas citas

Lane defiende una subida de impuestos a los más ricos para ayudar a los más vulnerables

Christine Lagarde, presidenta del BCE.
Christine Lagarde, presidenta del BCE. AFP

La agresividad mostrada por la Reserva Federal en la pasada reunión se extiende entre el resto de los bancos centrales. Con una inflación en la zona euro del 9,1% en agosto, el mercado descuenta subidas de tipos más acusadas por parte del BCE. Según las previsiones que maneja Goldman Sachs el organismo que preside Christine Lagarde probablemente subidas subirá las tasas en 75 puntos básicos en las próximas dos reuniones. Es decir, seguirá la estela de Jerome Powell que con la de septiembre sumó tres subidas consecutivas de 75 puntos, lejos de los 25 puntos que venía acostumbrado los organismos encargados de la política monetaria.

Hasta la fecha los economistas de la entidad estadounidense preveían un alza más moderada, de entorno a los 50 puntos básicos. El cambio de perspectiva se debe a que según sus estimaciones la inflación en el cuarto trimestre dificultará un alza más moderada. Para incrementos más suaves habrá que esperar a febrero de 2023. Dentro de cinco meses el departamento de análisis prevé que las alzas ronden los 50 puntos básicos. ""Nuestra previsión actualizada eleva, el tipo terminal al 2,75%, llevando la política a un territorio claramente restrictivo". añaden.

Desde que en julio Lagarde pusiera fin a los tipos cero, el BCE los ha elevado en 125 puntos básicos. El problema al que se enfrentan los bancos centrales es cómo combatir la inflación en un entorno de desaceleración económica. El consenso del mercado descuenta un alza de 75 puntos básicos en la reunión en octubre y espera que la facilidad de depósito cierre el año en el 2%.

Mientras el mercado pone en precio el endurecimiento de la política monetaria, algunos de los miembros del BCE aprovechan los temas de actualidad para hacer públicas sus opiniones. En un escenario en el que la rebaja de impuestos centra la agenda económica de los gobiernos, el economista jefe de la institución europea, Philip Lane, ha afirmado que la manera más adecuada para ayudar a los grupos más vulnerables en un escenario de subida de los precios pasa por la subida de los impuestos a los ricos. "Puede tratarse de impuestos más altos para los que ganan más o para industrias y empresas que son muy rentables a pesar del choque energético", ha señalado. El economista, cuya institución ha pedido en repetidas ocasiones de una mayor coordinación de los agentes fiscales para ayudar a controlar la inflación récord de la zona del euro. de la zona del euro, dijo que sería preferible subir los impuestos a gastar por encima del presupuesto.

Normas
Entra en El País para participar