Ayudas a la traducción para vender más libros en la feria de Fráncfort

En la cita alemana se negocia el 80% de los derechos de autor del mundo

En España la venta de licencias solo aporta el 3% de los ingresos del sector

Ayudas a la traducción para vender más libros en la feria de Fráncfort pulsa en la foto

España será el país invitado de la Feria del Libro de Fráncfort que se celebrará a mediados de octubre, un honor que no había recibido desde 1991 y que se retrasó un año debido a la pandemia. La expectativa en el sector es grande porque en el evento se negocia el 80% de los derechos de autor internacionales, un mercado relativamente nuevo para las editoriales españolas y que en los últimos cinco años se ha mantenido estable en torno a los 70 millones de euros.

Hablamos aquí de la venta de licencias de traducción y venta en el exterior, que también genera divisas para la economía española, pero que es diferente a la exportación del libro como mercancía y que por razones de idioma se concentra en América Latina.

Así, en 2020, último ejercicio del que se disponen cifras completas, la industria exportó ejemplares por un valor de 392 millones de euros y facturó otros 72 millones de euros por la cesión de derechos, “un mercado que hace 10 años no teníamos y que nos estamos esforzando para que alcance los 100 millones”, dice Antonio María Ávila, secretario de la Federación de Gremios de Editores Españoles (FGEE).

La cesión del copyright suma 71 millones a las exportaciones de ejemplares

“España tiene autores muy buenos y unas obras estupendas, pero en muchos países solo se lee en el idioma local”, afirma Pablo Conde, director de moda, hábitat e industrias culturales del Icex. “A pesar de que nuestra industria editorial es una de las más grandes del mundo, solo el 3% de los ingresos de las compañías viene por la venta de derechos, cuando en Francia supone el 10% y en Alemania llega al 15%. Es una brecha que tenemos que intentar reducir”, expone.

Con ese propósito, hace tres años, cuando se anunció que España sería el país homenajeado en Fráncfort, el Gobierno reforzó las ayudas a la traducción lanzando una línea especial que funciona en paralelo a la habitual del Ministerio de Cultura.

A diferencia del programa regular, que cubre todas las lenguas extranjeras, el creado con ocasión de la feria, que gestiona Acción Cultural Española (ACE), subvenciona únicamente el pase de obras escritas en lenguas oficiales del reino al alemán y otros cuatro idiomas considerados estratégicos por el sector: inglés, francés, italiano y neerlandés.

Estas ayudas, tanto las de Cultura como las de ACE, están dirigidas a editoriales extranjeras y pueden llegar a cubrir el 100% del coste del proyecto. En 2020, los importes pagaron entre el 45% y el 65% de lo solicitado.

Para las nacionales, ACE implementó, también en 2019, una tercera línea que subvenciona la traducción de pequeños fragmentos, normalmente la biografía del autor y las primeras páginas del libro, para que puedan formar parte de sus dosieres de venta. Las cuantías aquí varían de los 100 hasta los 400 euros, que es el máximo establecido.

Feria del Libro de Fráncfort
Instalación de un estand en la Feria del Libro de Fráncfort en 2016.

Elvira Marco, comisaria de España en la Feria de Fráncfort, informa de que desde 2019, el Estado ha invertido tres millones de euros en la traducción de obras completas (sumando la línea del ministerio y la de ACE) y 170.000 euros en la de fragmentos, gracias a lo cual los libreros nacionales han podido vender los derechos de más de 400 títulos en el mercado germano. “Solo este año se van a lanzar en Alemania 130 obras de autores españoles”, puntualiza.

Ávila, de la FGEE, rescata, además, la mayor agilidad en la tramitación de las subvenciones de ACE, que contrasta con la lentitud que caracterizan a las de Cultura. “Desde que el ministerio las convoca en marzo hasta que las recibes en noviembre pueden pasar ocho meses. Las de ACE las tienes en dos”, ilustra.

La FGEE espera que esta línea se mantenga en 2023 y contribuya a aliviar un año “complejo” por el alza de la energía, que supone el 30% de los costes de la producción de papel y el 25% de los costes de la industria gráfica.

Ávila explica que, de momento, los precios de los libros no han subido porque muchos ya estaban impresos antes de que se disparase la inflación. De ahora en adelante, advierte, dependerá de las circunstancias económicas de cada casa editorial.

New Spanish Books

Escaparate. De cara a la cita de Fráncfort, el Icex ha aumentado el número de títulos expuestos en el sitio alemán de su iniciativa New Spanish Books. El programa tiene seis portales, uno para cada país, donde se publican fichas de obras traducidas al idioma correspondiente: Alemania, Brasil, EE UU, Francia, Japón y Reino Unido. Los libros que se incluyen en cada site son elegidos por un comité de expertos locales (editores, críticos literarios, hispanistas) que este año ha seleccionado para el mercado teutón 27 entre un total de 387 propuestas. El objetivo es acercar a las editoriales extranjeras, en este caso germanas, la oferta de derechos nacional.

Feriantes. En la zona expositiva de Fráncfort estarán presentes 400 editoriales españolas, mientras que 19 sellos independientes participarán en las actividades literarias y culturales que se desarrollarán en el pabellón de España.

Sector. Antonio María Ávila, de la FGEE, asegura que, pese a la crisis sanitaria de 2020 y 2021, el sector editorial ha crecido. “Lo notamos por el número de agremiados, que ha aumentado en 72”, precisa. De sus 778 asociadas, alrededor de 600 son pymes que dan empleo a unas 4.000 personas.

Normas
Entra en El País para participar