La pandemia impulsa un crecimiento récord del sector editorial

La facturación en 2021 tuvo un aumento del 5,6% respecto a 2020, el mayor de este siglo

Las exportaciones sufrieron un ligero decrecimiento del 0,7%, hasta los 388,91 millones de euros

Una mujer en una librería.
Una mujer en una librería. Getty Images

El sector editorial español facturó un total de 2.576,7 millones de euros en 2021. En 2020, la cifra era de 2.439,93 millones. Esa diferencia de casi 137 millones de euros supone un crecimiento del 5,6%, el más grande en lo que va de siglo, según el Análisis del Mercado Editorial en España que se ha presentado este martes en la sede de la Asociación de Editores de Madrid.

Las cifras de facturación en el sector no han parado de subir en la última década, incluso a pesar de la crisis provocada por el coronavirus. O, mejor dicho, sobre todo durante la crisis provocada por el coronavirus. “En 2020, al inicio de la pandemia, el conjunto del sector editorial español creció un 2,4%. Teniendo en cuenta el largo periodo en el que las librerías estuvieron cerradas, supuso un crecimiento notable y nos daba la señal obvia de que una de las consecuencias positivas que tuvo es que parte de la ciudadanía se reencontrase con el libro y la lectura”, ha reconocido el presidente de la Asociación de Cámaras del Libro de España, Daniel Fernández.

Un año después, la tendencia se consolida. Además, Fernández ha recalcado que este crecimiento en la facturación se debe a la venta de ejemplares (174,1 millones de títulos en papel y más de 13,49 descargas en soporte digital) y no a un incremento del precio, que se mantiene en una media de unos 14 euros el ejemplar en el caso de los libros en papel y alrededor de 10 euros en el caso de los digitales. Aun así, el crecimiento récord de la facturación no coincide con su mayor cifra registrada en este siglo, según ha explicado uno de los autores del informe, Óscar Chicharro. “La cifra de facturación más alta se alcanzó en 2008, cuando superó los 3.000 millones de euros. Con la crisis financiera bajó, tocó fondo en 2013 y, a partir de ahí, ha ido incrementando en torno al 1,4% anual. Pero todavía estamos lejos del nivel de 2008”, ha comentado.

Por subsectores, las ventas han subido de forma general excepto en el de los libros de texto, que registró un 3,8% menos que en 2020. Los expertos alegan como causa principal el lanzamiento de la nueva ley educativa, la LOMLOE, a finales de 2021 lo que, aseguraron, hizo que muchas comunidades autónomas con modelos de ayudas a las familias por sistema de préstamo decidieran no renovar los libros correspondientes por haber cumplido los periodos de vigencia.

En el lado opuesto se encuentra el subsector del libro infantil y juvenil que, con una facturación un 17,8% por encima de la del año anterior (432,24 millones de euros), es el que más ha crecido. Le siguen la ficción para adultos (+8,2%), con unas ventas de 548,9 millones de euros, los libros de no ficción (+7,7%), con 770,92 millones, y el subsector de los cómics, tebeos y novelas gráficas, que creció un 6,7% hasta conseguir los casi 67 millones de euros.

En cuanto a los canales de distribución, las librerías siguen siendo la opción preferida de los lectores, acaparando el 35,5% de las ventas totales, el 53,8% si se le suman las registradas en las cadenas de librerías. “En proporción, el peso se la llevan ellas, lo contrario que otros canales como los quioscos, que han pasado a ser residuales”, ha confirmado Chicharro. El que más crece es internet, donde se facturaron 51 millones de euros, 10 más que en 2020.

Caen las exportaciones

Menos positivas han sido las cifras del comercio exterior del libro. En este caso, las restricciones de circulación de personas y bienes a causa de la pandemia han traído consecuencias negativas al mundo editorial. Así, las exportaciones del sector sufrieron una caída del 0,7%, hasta los 388,91 millones de euros. Las importaciones, por su parte, también cayeron respecto a 2020, por lo que el director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España, Antonio María Ávila, ha concluido que, en general, “el saldo de la balanza comercial ha mejorado”.

Iberoamérica se mantiene como el área principal para las exportaciones españolas (180,66 millones de euros) con México a la cabeza (62,9 millones de euros). Segundo queda Francia, donde se produjo un incremento de alrededor de 19 millones de euros, hasta alcanzar los 61,52 millones.

Que se lea en España y en todo el mundo es una buena noticia para Fernández, ya que, según ha advertido, “las sociedades más lectoras son las que más prosperan económicamente e incluso aquellas en las que las libertades y la democracia están menos amenazadas, pese a los tiempos extraños que estamos viviendo”.

Normas
Entra en El País para participar