Economía

Truss flexibilizará los visados de trabajo en algunos sectores

Eso incluirá relajar el requisito de hablar inglés en algunas industrias con escasez de mano de obra

Liz Truss, el viernes pasado, en Northfleet (Inglaterra).
Liz Truss, el viernes pasado, en Northfleet (Inglaterra). Getty Images

Liz Truss quiere poner en marcha una importante revisión del sistema de visados británico para hacer frente a la grave escasez de mano de obra en sectores clave, en una medida que ha sido acogida con satisfacción por los líderes empresariales.

Según varios medios ingleses, entre ellos el Financial Times, la primera ministra está dispuesta a desafiar a algunos de sus colegas del gabinete contrarios a la inmigración, y permitirá a determinadas industrias traer más personal (como ingenieros de banda ancha) del extranjero.

La revisión también podría avalar una flexibilización del requisito de hablar inglés en algunos sectores para permitir la entrada de más trabajadores extranjeros en el país.

La inclusión en la lista de sectores con poca ocupación del Ministerio del Interior permite a los inmigrantes de fuera de la UE una entrada más sencilla en Gran Bretaña gracias a la reducción de las tasas de visado y a la exención de la obligación habitual de los empresarios de demostrar que no hay un trabajador local adecuado para el puesto. A largo plazo, los inmigrantes no tienen que alcanzar el umbral salarial de 35.800 libras exigido para establecerse en el Reino Unido al cabo de cinco años.

Truss también está dispuesta a levantar el tope de trabajadores extranjeros que trabajan en la agricultura estacional británica. El sistema de visados, introducido para cubrir las carencias de la mano de obra agrícola, ha permitido expedir 38.000 visados a trabajadores agrícolas, pero el sector ha advertido de que no es suficiente para hacer frente a la grave escasez de mano de obra.

La noticia ha sido acogida con satisfacción por los grupos empresariales que han estado presionando para que se revise la lista de ocupaciones deficitarias para hacer frente a la escasez de mano de obra en ciertas industrias, que se ha visto exacerbada por el Brexit y la pandemia.

Una encuesta hecha este verano por las Cámaras de Comercio británicas entre 5.700 empresas reveló que más del 60% de las empresas necesitaban encontrar más personal en el Reino Unido, pero más de tres cuartas partes tenían dificultades para contratar. En el sector de la construcción, por ejemplo, el 83% de las empresas declaraba tener dificultades para contratar.

Un funcionario de Downing Street dijo al Financial Times que la revisión no conduciría necesariamente a un aumento neto de la inmigración.

Es probable que la revisión se enfrente a la oposición de algunos partidarios del Brexit de su gabinete, dado que el sentimiento antiinmigración fue uno de los principales impulsores del voto a favor de abandonar la UE en 2016.

Los recortes fiscales presentados el viernes por el Gobierno han recibido el rechazo de varios diputados conservadores. Y Keir Starmer, líder laborista, dijo este domingo que si llegaba a primer ministro, revocaría la supresión del tipo máximo del impuesto sobre la renta, del 45%. Sin embargo, no revertiría el recorte del tipo básico, del 20% al 19%.

Normas
Entra en El País para participar