Sánchez asegura que el Gobierno cumplirá con la estabilidad fiscal europea

JP Morgan, Carlyle Group o KKR, entre los presentes en la reunión

El presidente habló de la inflación, la energía y de los ejes de su Gobierno

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el encuentro con los inversores estadounidenses en la Oficina Económica y Comercial de España en Nueva York.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el encuentro con los inversores estadounidenses en la Oficina Económica y Comercial de España en Nueva York.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunió ayer en Nueva York con los representantes de grandes fondos de inversión estadounidenses, casi todos ellos ya presentes en España, para exponer las estabilidad económica que presenta España, según fuentes conocedoras del encuentro. El presidente quiso mandar un mensaje tranquilizador de que el Gobierno cumplirá con los compromisos de estabilidad fiscal europeos, pese a que el contexto internacional se presenta complicado.

Entre los presentes estaban representantes de la Cámara de Comercio americana, del banco JP Morgan, de KKR, Ares Management, Carlyle Group, L-Catterton, Providence Equity y AmCham, que se interesaron por las medidas que el gobierno tiene previstas en los próximos meses para hacer frente a la inestabilidad geopolítica y sus consecuencias.

Según afirman desde Moncloa, el presidente ha tratado la lucha contra la inflación, las subidas de tipos de interés, la crisis energética y los elevados precios de la energía, así como ejes de actuación del Gobierno como la agenda digital y verde, el diseño y producción de semiconductores, el vehículo eléctrico y la economía del hidrógeno verde.

Tras la reunión, Sánchez destacó las posibilidades de inversión en España, señalando "las buenas perspectivas económicas" de nuestro país que, según dice, "camina hacia un futuro verde y digital".

Sánchez inició el pasado martes una gira por Nueva York para la Asamblea General de la ONU, en el que ha estado buscando reforzar el papel internacional de España en asuntos de relevancia internacional tras la guerra de Ucrania, como en la crisis alimentaria.El presidente se comprometió el miércoles a destinar 236 millones de euros en tres años contra la crisis alimentaria.

Normas
Entra en El País para participar