Transporte

Enaire bajó un 30% las demoras de los vuelos en verano frente al alza europea del 32%

Eurocontrol reconoce a la española como la de mejor desempeño en la recuperación del tráfico

Controladores en la torre de Madrid-Barajas.
Controladores en la torre de Madrid-Barajas.

El control aéreo español ha sido reconocido en Europa por su eficiencia este verano. La empresa pública Enaire se ha convertido en la única, entre los grandes proveedores de este tipo de servicio en el continente, capaz de reducir las demoras respecto al verano de 2019. Así lo reconoce el director de Red de Eurocontrol, Iacopo Prissinotti, en una carta enviada al director general de Enaire, Ángel Luis Arias, en la que resalta “el excepcional desempeño de sus profesionales durante este verano”.

El reto de la recuperación del tráfico aéreo tras el azote de la pandemia ha puesto a prueba a aerolíneas, aeropuertos y compañías de control aéreo. Y el balance ha sido muy desigual entre países, con España acercándose a niveles de tráfico cercanos a los del verano anterior a la crisis sanitaria y mercados como el británico o el alemán sufriendo por la falta de efectivos, esencialmente en los servicios aeroportuarios.

La recuperación de vuelos operados por Enaire fue del 90%, según datos al cierre de agosto (1,3 millones de vuelos), frente a los ocho primeros meses de 2019. La estimación es que en 2023 se calquen ya los volúmenes de actividad previos a la pandemia.

Enaire controla el 21% de los vuelos en Europa y aporta un 4% del total de las demoras, con lo que Eurocontrol resalta su contribución a la vuelta del transporte aéreo. La española ha registrado una rebaja de un 30% en los retrasos respecto a la temporada estival de 2019, mientras que en el resto de Europa han crecido un 32%. Una de cada tres demoras en España está relacionada con la meteorología adversa, afirma la compañía.

En la misiva recibida en la sede de Enaire, Prissinotti señala que “abordó de manera excelente todos los importantes retos de la fuerte recuperación en 2022”, además del "apoyo proporcionado en la implantación de medidas coordinadas con Eurocontrol para ayudar a la ejecución de los principales proyectos en Europa”.

El alto tráfico gestionado en distintos centros españoles ha favorecido la fluidez de vuelos en el resto del continente, reconoce el órgano responsable del control aéreo en Europa. Enaire viene de implantar el concepto de vuelo libre (Free Route) en busca de una mayor sostenibilidad de las rutas; ha profundizado en la cooperación con el tráfico militar, y acaba de gestionar la huelga en el control francés adaptando rutas. La firma dependiente del Ministerio de Transportes puso en marcha el Plan Verano 2022, que incluía refuerzos de plantilla para abordar picos de tráfico que se preveían intensos.

Por regiones, los incrementos de los controladores operativos (los habilitados y disponibles) han sido de 248 en el área Sur (+8,77%); han entrado 258 en la región Canarias (+6,61%); Este fue reforzada con 510 (+7,82%); la Balear incorporó a 197 (+5,91%), y Centro Norte, 628 (+1,45%), según datos aportados por la empresa.

Enaire se encarga de la gestión de la navegación aérea en España y es responsable del control en ruta de todos los vuelos y sobrevuelos desde sus cinco centros en Madrid, Barcelona, Sevilla, Gran Canaria y Palma. La pública también ordena las aproximaciones de aviones a los aeropuertos del país; tiene 45 torres de control repartidas por la red de Aena a las que presta servicios de comunicación, navegación y vigilancia, y atiende servicios de control de aeródromo en 21 aeropuertos, entre ellos los de mayor tráfico del país.

Normas
Entra en El País para participar