Financiación

El Tesoro da mandato a la banca para vender deuda a 20 años con las rentabilidades al alza

Se trata de la cuarta emisión sindicada del año

Carlos Cuerpo, secretario general del Tesoro y financiación internacional
Carlos Cuerpo, secretario general del Tesoro y financiación internacional

En las últimas semanas los soberanos acaparan la atención del mercado. Después de que la semana pasada gobiernos y agencias colocaran deuda por valor de 26.000 millones, el Tesoro no quiere dejar pasar la ocasión para completar sus objetivos de financiación para este ejercicio. El organismo que dirige Carlos Cuerpo ha dado mandato a BBVA, Crédit Agricole, Deutsche Bank, JP Morgan y Société Générale para colocar deuda a 20 años. La última emisión de estas características se efectuó en junio de 2020, coincidiendo con los momentos más duros de la pandemia. En aquella ocasión se vendieron 12.000 millones y la demanda superó los 78.000 millones.

Con esta emisión son ya cuatro las operaciones sindicadas que ha realizado el Tesoro en 2022 en las que ha levantado 25.000 millones. En las primeras semanas del año, el organismo que dirige Carlos Cuerpo captó 10.000 millones con vencimiento en abril de 2032 y otros 7.000 millones en deuda a 30 años. Cinco meses después, antes de la reunión de junio del BCE, España vendió 8.000 millones en deuda a 10 años. El aumento de las rentabilidades ha borrado del mapa los tipos negativos. Asimismo, el coste de las nuevas emisiones se sitúa en el 1,054% y el de la deuda en circulación en el 1,613%.

La emisión del Tesoro se produce en un momento de gran agitación para el mercado. El endurecimiento de la política monetaria y las expectativas de inflación han impedido frenar el repunte de las rentabilidades. La deuda española con vencimiento en 2032 se aproxima al 3%, una barrera que logró superar en junio cuando el BCE adelantó su intención de poner fin a la era de los tipos cero, una medida que llegó en julio con un alza de 50 puntos básicos, superior a lo inicialmente previsto. La mayor contundencia para frenar la inflación se reflejó en la reunión de este mes cuando la institución europea elevó las tasas en 75 puntos básicos, la mayor alza en la historia del euro.

Para este año, el organismo que dirige Carlos Cuerpo estima unas emisiones netas de 75.000 millones, cifra que se sitúa en línea con los 75.138 millones de 2021. Las emisiones brutas alcanzarán los 237.498 millones, un 10,14% menos que lo emitido en 2021 (264.312 millones) e inferior también a los 242.846 millones recogidos en los Presupuestos Generales. Aunque las necesidades de financiación continuarán siendo elevadas, el Tesoro retoma la senda decreciente que venía imperando desde 2012. El volumen de emisiones brutas previstas ronda los niveles de 2015 (236.800 millones) y se sitúa lejos de los 277.100 millones registrados en el año de la pandemia.

Normas
Entra en El País para participar