Adobe se toma muchas licencias creativas para comprar Figma

Pagará 50 veces los ingresos anuales, mientras su propia cotización había perdido ya un tercio en 2022

Caja de software Adobe.
Caja de software Adobe. reuters

Funciona Photoshop, de Adobe, en las hojas de cálculo? El titán de la tecnología de diseño va a adquirir la startup Figma por 20.000 millones de dólares, aproximadamente la mitad en efectivo y la otra mitad en acciones, en una operación que reforzará considerablemente sus capacidades de colaboración online. Sin embargo, para justificar el pago de 50 veces los ingresos anuales recurrentes, se requiere la clase de poder de distorsión de la realidad del software de edición de imágenes del comprador.

Es una gran transacción para el jefe de Adobe, Shantanu Narayen. La empresa de 145.000 millones de dólares que dirige generalmente se centra en adquisiciones más pequeñas, mientras desarrolla nuevos productos y mejora los existentes internamente. Sin embargo, Figma, de una década de antigüedad, consiguió descifrar el código para que varios usuarios se vieran unos a otros diseñando y editando documentos en tiempo real, atrayendo rápidamente a clientes de Microsoft y de otras empresas. Figma, además, se ha burlado descaradamente de su rival de mayor tamaño, cacareando en su sitio web: “No te sincronices con la nube con Adobe XD”.

El acuerdo podría ser, en efecto, “transformador”, como dice Narayen en la manida jerga de las fusiones. Para ello, Adobe tendría que adaptar con éxito su propio software a la ingeniería de Figma, a fin de conseguir un aumento significativo de los ingresos. Tal y como están las cosas, se espera que los ingresos de Figma se dupliquen este año, hasta alcanzar los 400 millones de dólares. Incluso si se duplicaran de nuevo en 2023, representarían solo el 4% de los 20.000 millones de dólares que los analistas esperan que genere Adobe, según Refinitiv.

Estas matemáticas sugieren que Narayen se ha tomado demasiadas licencias creativas. Adobe ya había perdido más de un tercio de su valor de mercado este año antes de que se anunciara la noticia de Figma, como parte de la huida más general tanto de los valores tecnológicos cotizados como de las empresas con respaldo privado. Sin embargo, incluso así, Adobe ha considerado oportuno duplicar la valoración de Figma de 10.000 millones de dólares de junio de 2021, según PitchBook, y desembolsar un múltiplo de las ventas muy elevado.

Los inversores de Adobe no han podido reunir la misma cantidad de imaginación. Hicieron que las acciones se desplomaran casi un 17% el jueves, eliminando otros 27.000 millones de dólares de capitalización bursátil, el mismo día en el que la empresa dio a conocer un crecimiento trimestral del 13% respecto al año anterior. Ignorar las convenciones suele ser más adecuado para el arte que para las finanzas.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías