Borja García: “Somos los abanderados de San Sebastián”

Está al frente de un establecimiento de lujo con 110 años de historia y que estos días acoge a las estrellas del festival de cine

Borja García: “Somos los abanderados de San Sebastián”

Llama la atención que durante toda la entrevista, que se realiza por videollamada, Borja García (Madrid, 1977) no usa la palabra empleado. Cuando se refiere a las personas que tiene a su cargo, como director general del Hotel María Cristina, siempre usa el término asociado. Lleva al frente de este establecimiento de lujo desde marzo de 2021, y en estos días reparte su tiempo entre el 110 aniversario de lo que ya es un referente en San Sebastián y el festival de cine, cita en la que el hotel abre sus puertas a las estrellas del séptimo arte.

 ¿Cuál es el principal desafío de dirigir un hotel que cumple 110 años?

Yo lo veo todo como positivo. Realmente el ser un hotelero nacido en España y poder liderar un proyecto así es maravilloso. Porque es un edificio que es un icono para la ciudad, que tiene un componente tremendo hacia los ciudadanos de San Sebastián. Igual el reto más importante es seguir mejorando año tras año y asegurarnos que el servicio que ofrecemos a nuestros huéspedes cada vez es mejor.

¿ Cómo se hace para introducir mejoras y avances tecnológicos sin perder la esencia?

Hay una parte que es responsabilidad de todos, que es hacer deberes y ver qué está pasando en el mundo, en la competencia, para seguir mejorando y personalizando el servicio. Luego hay un componente fundamental, que nos pasa mucho en nuestro hotel, que es confiar en los asociados que trabajan aquí, que conocen perfectamente la ciudad, el hotel, el destino y a nuestros huéspedes, porque llevan dando servicio durante muchos años. De ellos sale la mayoría de las propuestas que más veces se implementan en el hotel y que más éxito al final tienen.

¿ Cómo se encara el futuro desde una institución con 110 años de historia?

Es mucho peso encima, pero siempre desde un prisma muy positivo. Nosotros sabemos que somos los abanderados de la ciudad. No solamente ofrecemos servicios a viajeros internacionales, también tenemos un componente muy importante local. Teniendo claro lo que somos y dónde vamos. Sabemos que somos destino, que somos San Sebastián. Queremos que todo el mundo se sienta muy orgulloso de lo que hacemos y también servir como altavoz para que el mundo conozca la belleza del lugar y todo lo bueno que ofrece.

¿Qué ofrece el hotel al donostiarra?

Tenemos especial debilidad por nuestros ciudadanos y queremos no solo que se sientan orgullosos, sino que también disfruten del hotel y que vean desde dentro qué es lo que hacemos. Es curioso, yo he estado en varios destinos, pero este es el hotel donde los asociados sienten más orgullo de dar servicio a sus vecinos o conocidos cuando se alojan aquí. Se toman su tiempo, quieren brillar, sorprenderles.

¿Qué papel ha jugado el festival de San Sebastián en el crecimiento y la imagen internacional del hotel?

Han ido muy ligados. Es un evento muy importante para la ciudad, que lo entiende como el evento clave del año y se vuelca con él. Basta con darse una vuelta y ver el Kursaal, que siempre está lleno. Creo que el mensaje que lanza el festival, con lo que somos y con lo que uno puede hacer aquí en la ciudad van muy de la mano.

¿Cuál es la clave para que una estrella de Hollywood se sienta como en casa cuando se aloja en el María Cristina?

Es muy importante tener formación técnica, pero no es lo más relevante. Pero el factor fundamental, y lo que nos hace especiales, es que nuestros asociados, de una forma genuina, quieren dar lo mejor a los huéspedes que se alojan con nosotros. Realmente el servicio nace de dentro, ellos sienten mucho orgullo de pertenencia y realmente quieren que todos nuestros huéspedes, independientemente si son estrellas o no, salgan del hotel con una sonrisa de oreja a oreja y que siempre quieran volver. Nosotros tratamos a todos los huéspedes por igual y cuando vienen las estrellas de cine o alguien muy conocido se asombran de lo natural que es nuestro servicio porque estamos acostumbrados a tratar a todos exactamente igual. Es muy importante, también, que cuidemos la confidencialidad.

¿Cómo ha sido el verano?

Intenso. Hemos recuperado entre todos la felicidad y la ilusión. Para nosotros que trabajamos en los hoteles nos ha encantado volver a verlos llenos, gente feliz, familias viajando, movimiento. Y el poder recuperarlo realmente nos ha motivado muchísimo, nos hemos sentido muy orgullosos de haber logrado la confianza de los visitantes y estamos deseando continuar esta tendencia positiva y que no pare. Hemos pasado de 0 a 1.000 muy rápido y ha sido en algún momento casi apabullante, pero a la vez ilusionante y muy divertido.

¿Se presentan unos meses complicados?

Nosotros vemos el final del año un poco más positivo, entendemos que hay situaciones macroeconómicas y que están pasando en el mundo que no son ajenas a lo que nosotros vemos aquí, pero seguimos viendo que hay una tendencia positiva. Las reservas van a muy buen ritmo. Y no solamente de viajero de vacaciones, también de grupos, incentivos.

Normas
Entra en El País para participar