Transporte

Un tren de Talgo servirá de modelo para la futura flota de Deutsche Bahn

El modelo ICE L, del que la germana tiene pedidas 23 composiciones, se convierte en referencia para la germana

El CEO de Talgo, Gonzalo Urquijo, y el ejecutivo de DB, Michael Peterson.
El CEO de Talgo, Gonzalo Urquijo, y el ejecutivo de DB, Michael Peterson.

Alemania se ha convertido en un importante escaparate para el fabricante español de trenes Talgo. La operadora pública Deutsche Bahn (DB) ha elegido el modelo ICE L como base para el diseño de su futura flota. Ambas compañías firmaron en 2019 un acuerdo marco que contemplaba el pedido de hasta un centenar de unidades de este tren para largas distancias, cristalizando hasta el momento el encargo de 23 composiciones (una locomotora y 17 coches).

El CEO de Talgo, Gonzalo Urquijo, y su homólogo en DB, Michael Peterson, han presentado esta mañana el primer coche de pasajeros del citado intercity ICE L. Con locomotora multisistema (compatible con diferentes tensiones y sistemas de señalización) su velocidad máxima será de 230 kilómetros por hora. La entrada en operación está prevista para la segunda mitad de 2024. Una mayor capacidad (562 asientos) y confort están entre los atributos de este material rodante, además de una mejora en la eficiencia. Según Talgo, el hecho de equipar ruedas independientes y ejes guiados rebaja en un 20% del peso por viajero respecto a sus competidores.

La operadora utilizará los ICE L tanto en el mercado doméstico como en rutas internacionales e interoperables, conectando Alemania con Países Bajos, Austria y la frontera de Suiza. Peterson ha destacado que "el nivel de acceso en el ICE L define los criterios que queremos seguir a partir de ahora en los vehículos del futuro para el transporte de larga distancia. Estamos haciendo que los viajes en tren sean aún más inclusivos y cómodos”. Desde Talgo, Urquijo afirma que “estamos ante trenes de nueva generación que reforzarán la oferta de Deutsche Bahn y que forman parte de un estándar completamente nuevo que viene marcado por el que creemos que es el cliente más exigente del mercado ferroviario mundial”.

La entrada en operación del ICE L está prevista para la segunda mitad de 2024

550 millones en cartera

El valor del contrato en firme para Talgo es de 550 millones de euros. Tres años atrás, la española se impuso en un proceso internacional en el que también participó la alemana Siemens.

Entre los atributos desconocidos hasta ahora en Alemania, el material de Talgo será el primero de largo recorrido que permite el acceso a nivel del andén (sin escalones), además de estar dotado con 17 coches de pasajeros, número que se adapta a la demanda.

El diseño tiene en cuenta a los pasajeros con movilidad reducida, viajeros con equipaje voluminoso o familias con niños y sillas de bebé. El acceso wifi a internet, mayor espacio para el equipaje, nuevos asientos, plazas para bicicletas o pantallas informativas son otras incorporaciones a estos trenes.

Los ICE L de Talgo serán compatibles con otras locomotoras tanto eléctricas como diésel y están llamados a ayudar a Deutsche Bahn en su objetivo de descarbonización de la movilidad.

Normas
Entra en El País para participar