La moda española de autor recupera el pulso tras la pandemia

Las ventas del sector han crecido un 8%, hasta alcanzar los 763,3 millones de euros

Las del comercio online se han disparado un 55,8% incluso después de la reapertura de tiendas físicas

Modelos y diseñadores posan durante la inauguración de Madrid es Moda en el Museo Antropológico de Madrid.
Modelos y diseñadores posan durante la inauguración de Madrid es Moda en el Museo Antropológico de Madrid. Getty Images

La moda española de autor ha pasado página para empezar a escribir un nuevo capítulo. Así lo aseguró este lunes el presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), Modesto Lomba, durante la presentación del informe El diseño de moda español, en cifras, elaborado por Modaes a partir de las respuestas de las más de 80 empresas asociadas a ACME. “Responsabilidad, localización de producción, mano de obra cualificada y calidad son las piezas claves de una recuperación que poco a poco comienza a sentirse”, reconoció.

Esa restitución del sector es lenta, pero segura. En 2020, en plena crisis sanitaria, las ventas de las empresas españolas de diseño de autor retrocedieron un 36%. En 2021, en cambio, lograron un aumento anual del 8%, hasta alcanzar los 763,6 millones de euros, lo que supone el mayor salto de este dato desde 2019, que fue un año récord.

Los dos años de incertidumbre que generó la pandemia, además, también han dado un empujón al sector hacia nuevas oportunidades. La directora de Modaes, Iria Pérez, destaca que las ventas online son uno de los indicadores más representativos que tiene esta industria. “Obviamente, en 2020 hubo un crecimiento muy fuerte porque no había otra manera de vender, pero lo interesante es que en 2021 ha vuelto a ganar terreno y se ha disparado un 55, 8% (hasta los 120 millones de euros, un 137,2% más que antes del estallido de la pandemia), que es la mayor subida histórica y copa ya el 15,7% de las ventas totales del sector”, explicó. De hecho, aseguró que este auge se sitúa incluso por encima de la media del conjunto del sector de la moda, lo que “demuestra el esfuerzo continuo por la digitalización de las empresas de moda de autor españolas a pesar de la apertura del comercio físico”.

La cifra de negocio conjunta continúa un 21% por debajo de niveles pre-Covid, pero hay otros datos que invitan al optimismo. Es el caso del de creación de puestos de trabajo, ya que en 2021, con un total de 6.986 ocupados, el número de empleos directos del sector se situó un 7,2% por encima del dato de 2020 y logró superar las cifras de antes de la pandemia en un 3,5%.

Para la directora ejecutiva de ACME, Pepa Bueno, la internacionalización es otro de los retos, pero también oportunidades en los que debe centrarse el sector. “El año pasado, la facturación en el extranjero de nuestras compañías asociadas fue tres veces mayor a la cifra de 2015, que es el primer año del que hay datos. Esto revela una creciente demanda de moda española de autor desde el extranjero y este hecho lo refrenda la creciente presencia de firmas de moda jóvenes y no tan jóvenes nacionales en los calendarios oficiales de semanas de la moda como las de París y Londres. Estamos en el punto de mira de los mercados internacionales”, declaró.

En este sentido, el informe le da la razón, puesto que sus datos indican que el diseño español de moda de autor generó fuera de España el 40,6% de sus ventas en 2021, con una facturación que ascendió a 309 millones de euros. “La mayoría de compañías encuestadas sitúan Estados Unidos como su principal mercado exterior, pero le siguen Italia, Portugal, Francia y Reino Unido en la clasificación, que son países con mucha tradición en diseño de autor y con una industria local muy fuerte. Por eso, es destacable que las empresas españolas se estén haciendo hueco ahí”, advirtió Pérez.

La producción también ha remontado. El año 2019 supuso un máximo histórico con 17,5 millones de prendas y complementos, algo que todavía está lejos de repetirse, pero en 2021 las compañías asociadas a ACME produjeron alrededor de 13,1 millones de prendas y complementos, un 8,3% más que en el año crítico de la pandemia. Asimismo, la confección catapultó su producción en 2021 con una subida media anual del 27,3%, el mayor incremento desde el inicio de la serie histórica.

A pesar de que se ha demostrado que el futuro no se puede prever, el informe también analiza las tendencias que auguran las empresas del sector. Sus principales apuestas son el crecimiento de la moda sostenible (para el 66%), las alianzas y colaboraciones entre empresas (61%)y una mayor importancia del made in Spain. La primera, según Pérez, dejará de ser un simple reto a medida que avance la legislación y pronto se habrá convertido en axioma.

Normas
Entra en El País para participar