La buena marcha de la recaudación recorta el déficit público un 45,4% en el primer semestre

El saldo deficitario al cierre de junio alcanza los 29.643 millones de euros, el 2,27% del PIB

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El buen ritmo que viene experimentando la recaudación tributaria está siendo el principal responsable de la reducción del déficit público. Así según los datos conocidos hoy, en la primera itad del año el conjunto del déficit público se ha reducido un 45,4%, hasta cerrar junio en 29.643 millones de euros, el 2,27% del PIB, lejos de la referencia del 5% para todo el ejercicio.

El Ministerio de Hacienda ha publicado este lunes los datos de ejecución presupuestaria del conjunto de las administraciones públicas -salvo las corporaciones locales-, que muestran una corrección del déficit derivado de unos ingresos que crecen un 12,7% frente a un pequeño repunte del gasto del 1,3%.

Lógicamente y como consecuencia del elevado nivel de la inflación, del conjunto de los ingresos, destaca la subida del 16,5% de la recaudación tributaria, mientras que los procedentes de cotizaciones sociales avanzaron un 5,1%.

La administración central redujo su déficit un 43,5% en el primer semestre, hasta los 21.993 millones (sin ayudas a la banca), mientras que la Seguridad Social logró un superávit de 913 millones, frente al déficit de 2021, gracias al menor impacto de la pandemia en sus cuentas.

Por lo que respecta a las comunidades autónomas, aumentaron su déficit en un 5,9%, hasta los 8.168 millones, debido al efecto contable de los anticipos recibidos en el ejercicio 2021 y a pesar de que la recaudación creció un 10,7%.

Solo tres comunidades autónomas cerraron junio con superávit - Andalucía, La Rioja y Asturias-, mientras que el déficit más destacado se dio en Navarra (1,95% de su PIB) y Comunidad Valenciana (1,9%).

Si se excluye el efecto de las ayudas a la banca, el déficit público del primer semestre se sitúa en 29.248 millones, un 45,5% menos y un 2,24% del producto interior bruto (PIB).

Déficit del Estado hasta julio

Hacienda también ha publicado los datos de ejecución del Estado de los siete primeros meses del año, que arrojan un déficit de 21.737 millones de euros, un 59% inferior al del mismo periodo de 2021 y equivalente al 1,66% del PIB.

Esta corrección se produjo gracias a que el incremento de los gastos, del 3,1%, fue muy inferior al de los ingresos, que se dispararon un 32,5% ante la elevada recaudación tributaria, así como a la favorable liquidación del sistema de financiación autonómica y local de 2020, 11.400 millones superior a la de 2021, y una transferencia del SEPE por formación profesional.

El repunte de los gastos entre enero y julio obedece a las mayores transferencias a las comunidades autónomas (para compensar el cambio del sistema de gestión de IVA de 2017 y la pérdida de recursos de la liquidación de 2020) y a la Seguridad Social.

Recaudación de Impuestos

En los siete primeros meses del año, el Estado obtuvo una recaudación tributaria de 115.336 millones, un 23,2% más, con importantes avances en todas las principales figuras.

Por IRPF ingresó un 44,9% más, debido principalmente al efecto del primer plazo de la campaña de la renta de 2021, que la Agencia Tributaria achaca, entre otros factores, a la subida de tipos para las bases del ahorro y la modificación de los límites deducibles en las aportaciones a planes de pensiones.

La recaudación por IVA aumentó un 19,7% a pesar de la bajada del IVA de la electricidad y la del impuesto de sociedades, un 11,3%.

Seguridad Social

Por lo que respecta a la ejecución presupuestaria de la Seguridad Social hasta el 31 de julio, la mejora que se viene produciendo en el empleo está impulsando los ingresos por cotizaciones. En los siete primeros meses del año se ha registrado un incremento del 8,6% hasta 80.762 millones de euros, lo que supone 6.377 millones más que un año antes.

Según los datos aportados por el Ministerio, el crecimiento de las cotizaciones supera en 2,1 puntos porcentuales el incremento del gasto en pensiones en el período enero-julio, contribuyendo con ello a reducir el déficit del sistema. En conjunto, las cuentas de la Seguridad Social presentan un saldo positivo, a 31 de julio de 2022, de 762 millones de euros.

Esta cifra se obtiene de la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 108.448 millones de euros, que muestran un incremento del 7,6%, y obligaciones reconocidas de 107.686 millones, que crecen en un 3,8% interanual

 

Normas
Entra en El País para participar