El euro cae a mínimos de 20 años por el coste del gas

Ha llegado a cambiarse por debajo de la cota de los 0,99 dólares

Euro pulsa en la foto

El euro ha llegado a caer esta mañana por debajo de los 0,99 dólares, marcando un nuevo mínimo de 20 años, después de que Rusia interrumpiera el suministro de gas a través de su principal gaseoducto a Europa, lo que ha aumentado el temor a una crisis energética en la región.

En los últimos meses, el euro ha estado cada vez más correlacionado con los precios del gas natural, ya que el primero cae cuando los precios de esta fuente de energía suben. Europa se está esforzando por desligarse de los suministros rusos y acumular reservas antes de los fríos meses de invierno, pero los costes económicos de esta decisión son cada vez más evidentes.

Rusia postergó el sábado la fecha límite para reanudar el flujo del gaseoducto Nord Stream citando una fuga de petróleo en una turbina. Esto coincidió con el anuncio de los ministros de finanzas del Grupo de los Siete anunciaron un límite de precios para el petróleo ruso.

Durante los primeros compases de apertura en los mercados financieros, el euro ha caído hasta 0,9876 dólares, el nivel más bajo desde 2002. Después, durante la sesión, recuperó algo de su valor para volver por encima de los 0,99 dólares.

“Los flujos de gas se han reducido aún más de lo previsto y ya hemos y visto pruebas de la destrucción de la demanda que pesa sobre la actividad”, explica a Reuters el estratega de Goldman Sachs, Michael Cahill. “Ahora esperamos que el euro siga cayendo por debajo de la paridad (0,97 dólares) y que permanezca en torno a ese nivel durante los próximos seis meses”, añadió. Otras divisas vulnerables a la espiral de precios de la energía también cayeron.

Solo desde el pasado 7 de junio, la divisa europea ha perdido un 20% de su valor, echando así más gasolina al fuego a unos precios energéticos que ya estaban desbocados. Dado que la Unión Europea es importadora neta de petróleo y gas, y que los pagos se realizan normalmente en dólares, un euro debilitado obliga a desembolsar más dinero por la misma cantidad de materia prima.

La libra esterlina también se está depreciando frente al dólar. Esta mañana ha llegado a cambiarse a 1,1444 dólares, un nuevo mínimo de dos años y medio. El índice del dólar, que mide la cotización del billete verde frente a una cesta de divisas, ha tocado hoy su nivel más alto desde junio de 2002.

En esta semana tan importante para el euro, los inversores también se preparan para la reunión del Banco Central Europeo (BCE) del jueves. Los mercados creen que hay una probabilidad del 80% de que el BCE decrete una subida de los tipos de interés de 75 puntos básicos. Y de en un 20% de que esa solo sea de 50 puntos básicos.

Normas
Entra en El País para participar