Los cruceros superan los niveles de actividad previos a la crisis en España

Royal Caribbean triplicó ventas por el 'Wonder of The Seas'. MSC tuvo por primera vez seis puertos de embarque.

Wonder of the Seas (Royal Caribbean), el crucero más grande de mundo.
Wonder of the Seas (Royal Caribbean), el crucero más grande de mundo.

Las grandes compañías que operan cruceros en España se han visto beneficiadas del fin de las restricciones derivadas de la crisis del coronavirus y de la demanda contenida tras dos años de pandemia. Las tres grandes firmas consultadas por Cinco Días (Costa Cruceros, MSC y Royal Caribbean) constatan que la recuperación de los viajes ha superado incluso sus expectativas y que los niveles de actividad se han situado por encima de los niveles precrisis.

“Este verano hemos visto un 20% de crecimiento en el mercado español. Esto se debe a la apuesta de la compañía por los puertos españoles, que este año ha convertido a seis puertos nacionales en puertos de embarque, incluyendo la apuesta estratégica por Valencia, donde tras 20 años de colaboración, se ha añadido por primera vez un segundo barco durante todo el verano(MSC Bellissima). Esta apuesta ha conllevado un aumento tanto de la capacidad como de la demanda en salidas desde España, lo que explica este crecimiento”, apunta Fernando Pacheco, director general de MSC Cruceros en España.

La estadounidense Royal Caribbean auguraba en mayo, en función de las reservas en esa fecha, que podría llegar a triplicar las ventas en España en 2022. Tres meses después, Sergio Arévalo, director de ventas de Royal Caribbean International en España, confirma que esos pronósticos se están cumpliendo. Y en ello ha tenido mucho que ver la incorporación del Wonder of The Seas, el barco más grande del mundo, dentro de los itinerarios de viajes que hacen parada en puertos españoles.

Sostenibilidad

Costa Cruceros, filial de la estadounidense Carnival, remarca que este verano ha sido clave para la recuperación del sector tras la pandemia.”Estamos muy satisfechos de haber podido contar con diez barcos operativos en Europa durante la temporada estival. En concreto, este verano ya hemos visto un aumento significativo de nuestra operativa en ciudades muy importantes para nosotros como Barcelona, con dos de nuestros barcos más nuevos y sostenibles: el Costa Smeralda y el Costa Firenze. Y también Valencia, con el recién bautizado Costa Toscana, el segundo buque propulsado por Gas Natural Licuado de Costa”, recalca Luigi Stefanelli, director general de Costa Cruceros en España y Portugal.

Las perspectivas para la temporada de otoño son también muy optimistas con un volumen de reservas por encima de 2019 que ha obligado a las compañías a aumentar la capacidad. “Desde MSC Cruceros vamos a seguir aumentando la capacidad en España, posicionando por primera vez dos barcos con salida semanal para todo el invierno 2022/2023, de la clase Meraviglia, una de las más novedosas de la compañía, en el puerto de Barcelona; y ofreceremos itinerarios con embarque desde Málaga y Alicante”, recalca Pacheco.

El director general de MSC Cruceros en España también recalca que por primera vez la compañía realizará el itinerario de Mar Rojo combinado con Egipto y Arabia Saudí para abrir nuevos mercados. “Posicionaremos nuestro buque insignia MSC World Europa en el itinerario de Dubái, Abu Dhabi y Qatar, ambos con un volumen de plazas de avión mucho más amplio que el que desplegamos en 2019”.

50.000 empleos y 6.000 millones de facturación

Capacidad. La recuperación de la demanda y el incremento de la capacidad influirá de forma positiva para apoyar al tejido productivo que los cruceros sostienen. “La industria de cruceros está consolidando su recuperación en 2022, un año crucial de cara a conseguir la próxima temporada un volumen de clientes cercano al alcanzado en 2019 (30 millones a nivel mundial)”, asegura Alfredo Serrano, director general de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros en España (CLIA, por sus siglas en inglés).

Cifras. “La industria de cruceros generó solo en España más de 50.000 puestos de trabajo y una facturación cercana a los 6.000 millones de euros antes de la crisis del coronavirus”, precisa Serrano.

Normas
Entra en El País para participar