_
_
_
_
_
Valor a examen

Inditex, a prueba bajo el azote de la inflación

El 14 de septiembre presenta los resultados de su segundo trimestre fiscal con la presión del encarecimiento de los precios y las perspectivas de ralentización del consumo.

Óscar García Maceiras, consejero delegado de Inditex, y Marta Ortega, presidenta, en la pasada junta de accionistas.
Óscar García Maceiras, consejero delegado de Inditex, y Marta Ortega, presidenta, en la pasada junta de accionistas. Getty Images

Inditex está atravesando por una de sus peores rachas bursátiles. En los dos últimos años se han sucedido una cadena de acontecimientos que la han perjudicado notablemente. Primero fue la pandemia –con duros meses de confinamiento–; después, la invasión de Ucrania por parte de Rusia –país que ha abandonado–; luego los problemas de suministro y la subida de las materias primas, y ahora acechan la inflación y el temor a una recesión. Este año acumula un retroceso en Bolsa del 24% (un 37% pierde H&M), y tras marcar mínimos de 2013 el pasado mayo e intentar una recuperación posterior, ha vuelto a debilitarse.

La acción está moviéndose bajo un eje principal: la inflación y la subidas de tipos que pueden deteriorar aún más el consumo. La mayoría de los analistas opina que la caída de los títulos es excesiva, pero el castigo y las dudas persisten.

La acción de Inditex en 2022

Divacons-Alphavalue ha incorporado a Inditex a su cartera modelo como la mejor del sector retail europeo. Como puntos positivos destaca que “tiene el mejor modelo integrado online y offline, con un destacado control del inventario y entregas más rápidas; una cadena de suministro extremadamente flexible con más de la mitad de la fabricación ubicada en países vecinos, lo que limita el impacto de los desafíos de la cadena de suministro, y una posición de caja sólida”.

Pero también señala algunos factores que pueden ejercer presión: “La inflación está provocando un comportamiento incierto del consumidor en el mundo occidental y Zara todavía genera la mayor parte de la rentabilidad del grupo (69% del beneficio bruto)”. Aun así, para Divacons-Alphavalue pesa más lo positivo sobre la textil y tiene recomendación de añadir. “La historia de crecimiento es impresionante y está impulsada por todas las geografías”. “Su modelo de negocio es fuerte gracias a una cadena de suministro excepcional”, señala.

La cita más inmediata de interés para los inversores son los resultados de su segundo trimestre fiscal que se publicarán el 14 de septiembre. Iván San Félix, de Renta 4, calcula un crecimiento de las ventas del 11% y del 26% del beneficio; el consenso del mercado estima un alza del 12% y el 22%, respectivamente.

Será un momento clave, porque se podrá medir el impacto de la subida continuada de los precios. En el primer trimestre, Inditex ganó un 80% más tras provisionar 216 millones por Ucrania. “Creemos que debilidad del valor se debe al creciente temor a una ralentización del consumo en un entorno macro más desfavorable; descuenta un entorno excesivamente negativo”, dice San Félix.

Por su parte, Goldman Sachs, que acaba de subir su valoración a 30 euros (lo que supone un potencial alcista del 38%) y aconseja comprar, explica que “los datos más recientes indican una fuerte y persistente demanda de Zara en Reino Unido, Alemania y EE UU; mirando hacia el futuro, hemos aumentado nuestra estimación de crecimiento de ingresos para el segundo semestre de 2023 al 4%, frente al nivel plano anterior, lo que supone aún una tendencia pre-Covid moderada debido a unas previsiones de consumo en Europa débiles”. Por su parte, Morgan Stanley contempla “riesgos en los beneficios en aquellas compañías con productos más asequibles [o de bajo coste], como H&M e Inditex.

Credit Suisse es de las pocas firmas negativas con el grupo al infraponderar el valor (el 69,4% del mercado recomienda comprar y el 22,2%, mantener), “debido a que las tasas de crecimiento futuras serán notablemente más bajas que en los últimos 10 años. Las sus perspectivas de crecimiento a medio plazo se irán ralentizando inevitablemente”. Para el banco, la acción está sobrevalorada. “Inditex solo puede mantener valoraciones con prima mientras las ganancias cumplan o excedan las expectativas”, apunta. Sin embargo, los analistas fijan un precio objetivo medio a 12 meses de 28,33 euros, un 30,5% superior al actual.

Presidenta. Marta Ortega es presidenta no ejecutiva del grupo Inditex desde el pasado 1 de abril. El inicio de su mandato se ha producido en un momento complicado en Bolsa. Desde que en noviembre se anunciara el relevo de Pablo Isla, la acción cae el 28%, un descenso motivado en gran parte por la guerra de Ucrania y la incertidumbre económica. La compañía mantiene un tira y afloja con Iberdrola por ocupar el podio en el Ibex. Por el momento, sigue como la número uno con un valor de 67.600 millones de euros.

Retribución. Inditex abonará un dividendo de 0,93 euros por acción con cargo a los resultados de 2021, lo que supone un incremento del 33% respecto al año anterior y un de­sem­bolso de casi 2.900 millones de euros. Lo hará en dos pagos, de 0,465 cada uno. El primero se hizo efectivo en mayo y el segundo se distribuirá el 2 de noviembre. El pay out está situado en el 60%.

Recompra. Inditex realizó un programa de recompra de acciones temporal entre el 13 de julio y el 20 de julio por 2,5 millones de títulos, representativos del 0,08% de su capital social.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_