Transporte

FGC encarga diez trenes a Alstom para la conexión del centro de Barcelona con el aeropuerto

El material rodante y 15 años de mantenimiento ha sido valorado en 177 millones

Recreación del interior del tren Corodia de Alstom.
Recreación del interior del tren Corodia de Alstom.

La planta catalana de Alstom, en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), ha recibido un pedido de diez trenes de la familia Coradia por parte de FGC (Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya). El contrato, valorado en 177 millones, incluye el mantenimiento durante 15 años. El operador ferroviario tiene pensado utilizar los nuevos trenes para equipar su futuro servicio de conexión del centro de Barcelona con las terminales 1 y 2 de El Prat (actualmente Renfe opera una estación en la T2).

El fabricante señaló el viernes que construirá un nuevo taller de 3.000 metros cuadrados para dar cabida al mantenimiento preventivo y correctivo encargado por FGC. La instalación barcelonesa es una de las más modernas del grupo en Europa.

El material rodante seleccionado reserva amplio espacio para equipajes y presenta pasillos más anchos que los trenes convencionales de viajeros con el fin de facilitar la movilidad en el interior. Alstom resalta que utilizará sistemas avanzados de señalización, seguridad e información al pasajero. Está previsto que cuenten con enchufes, puntos de recarga USB en los asientos y wifi.

El presidente de Alstom España y Portugal, Leopoldo Maestu, afirma que “este contrato es el resultado del compromiso de los equipos de Alstom con la movilidad inteligente y sostenible en Cataluña. Como socios industriales y tecnológicos, queremos ofrecer soluciones que respondan a los retos de movilidad del siglo XXI. Para ello, disponemos, no solo de la tecnología líder, sino de una capacidad industrial única, proveedores locales y una cadena de valor consolidada”.

Cada convoy estará formado por cinco coches de un piso, lo que ofrece capacidad para 600 personas. Su velocidad máxima de servicio será de 120 kilómetros por hora. El desarrollo de los trenes se basará en criterios de ecodiseño, con especial atención a la selección de las materias primas, la eficiencia energética y el reciclaje del material una vez concluida su vida útil. Alstom también resalta los bajos costes del ciclo de vida y la fiabilidad de la flota.

Los Coradia de Alstom llevan 30 años circulando y en evolución, llegando a producirse modelos con batería o hidrógeno para líneas no electrificadas. La empresa ha vendido 3.500 unidades principalmente en Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Suecia y Canadá.

Normas
Entra en El País para participar