España recuperó en julio el 92% de los turistas que recibía antes del coronavirus

Llegaron 9,1 millones de viajeros extranjeros, de los que el 21% procedió de Reino Unido

Turismo julio Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Julio fue el primer mes desde que arrancó la crisis del coronavirus en marzo de 2020 en el que el turismo, la actividad que generaba el 10% del PIB y del empleo en España antes de la pandemia, se acercó a cifras precrisis. Los datos hechos públicos por el INE esta mañana revelan que llegaron a los principales destinos turísticos 9,1 millones de viajeros, lo que supuso un 92% respecto a los 9,87 millones que llegaron en el mismo mes de 2019.

En esta vuelta a la normalidad ha tenido un peso protagonista Reino Unido, que se consolidó como el primer mercado emisor a España, con 1,9 millones de viajeros, lo que supuso un 21% del total de las llegadas. Ya a cierta distancia aparecen Francia, con 1,41 millones, y Alemania, con 1,1 millones.

Países Bajos, Bélgica y Portugal ya superan los niveles de 2019 en llegada de viajeros

El destino más beneficiado por la recuperación del mercado británico fue Baleares, que recibió en el primes mes de la temporada alta a 2,27 millones de viajeros, un 25% del total recibido en España. La consecución de esas cifras se justifica por el sorpasso de Reino Unido a Alemania como primer mercado emisor. El mercado británico representó el 27% de las llegadas mientras que el alemán se limitó a un 25%. El segundo destino más beneficiado fue Cataluña, gracias al mayor protagonismo del mercado francés, con un 23,2% de las entradas. A las cuatro provincias catalanas llegaron 1,98 millones de viajeros, un 21,7% del total.

De los tres mayores mercados emisores (Reino Unido, Francia o Alemania) ninguno de ellos alcanzó niveles precrisis, aunque el que más cerca se quedó fue Francia, con una diferencia de tan solo 26.000 viajeros. Pero sí hubo otros tres mercados (Bélgica, Países Bajos y Portugal), en los que se superaron los niveles precrisis. Desde que arrancó la pandemia, una de las prioridades de la Secretaría de Estado de Turismo fue diversificar los mercados de origen para evitar la fuerte dependencia de esos tres mercados. Una estrategia que ha empezado a dar resultados a tenor del fuerte crecimiento de los anteriores mercados. El más importante se produjo en Países Bajos, donde llegaron 556.650 viajeros en julio, lo que supuso un alza de 48.930 millones respecto al mismo mes de 2019. En segundo lugar aparece Portugal, con una ganancia de 45.246 viajeros respecto a niveles precrisis, mientras que en la tercera posición figura Bélgica, con 32.951 turistas más que en julio de 2019. 

Site Minder prevé que el buen ritmo de viajeros se mantendrá en septiembre

En el acumulado del año, la llegada de viajeros fue de 39,3 millones de viajeros, lejos de los 48 millones de 2019, debido en gran medida a que la entrada de turistas extranjeros no se normalizó hasta abril como consecuencia del impacto de Omicron. “Se trata de unos datos extraordinarios que confirman nuestras previsiones con respecto a que en 2022 ya sí viviríamos un verano como los de antes, pese al desafío que representaba el actual contexto de inflación. A la recuperación de nuestros mercados principales europeos, se suma el crecimiento en las llegadas procedentes de EEUU, un mercado que se va acercando también a las cifras prepandemia”, valoró la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Recuperación completa en el gasto

Donde sí se ha producido una recuperación casi completa ha sido en el gasto realizado por los turistas. En julio esta partida ascendió a 11.868 millones de euros, un 99,2% respecto de los 11.941 millones logrados en el mismo mes de 2019. Incluso los otros dos grandes indicadores, como el gasto medio por persona o el gasto medio diario, se situaron por encima de los niveles precrisis, mostrando la necesidad de miles de turistas de viajar tras dos años sin hacerlo. El gasto medio por persona se situó en 1.309 euros por persona, 100 euros más que en 2019, y el gasto medio diario escaló a 170 euros frente a los 160 de los niveles precrisis.

Al igual que en las llegadas, Reino Unido justifica ese fuerte avance del gasto. Los turistas británicos gastaron en julio 2.379 millones de euros en sus estancias, un 20% del total, mientras que el gasto medio diario se situó en 170 euros, por encima de mercados tradicionalmente más generosos como Alemania (152 euros), Italia (148) o Países Nórdicos (155).

Buenas perspectivas

Los datos de julio tendrán continuidad en agosto (se conocerán a principios de octubre) y probablemente también en septiembre. Los datos del World Hotel Index realizado por SiteMinder, la plataforma de comercio hotelero con la que trabajan cerca de 3.000 hoteles en España, reflejan que el volumen de reservas para nuestro país se encuentra a 1 de septiembre al 114,2% sobre las cifras del mismo período de 2019. El indicador refleja que España se mantendrá fuerte en su posicionamiento como destino de referencia también en septiembre, un mes clave en la temporada turística de los últimos años. De este modo, los destinos de España se encuentran mejor posicionados que la media global (98,19%) y que los de otros países de nuestro entorno como Reino Unido (104,18%), Francia (97,22%), Italia (91,63%), Marruecos (86,08%) o Malta (81,62%), y solo por detrás de Portugal, que registra un volumen de reservas del 125,73%.

Reservas con más antelación y paquetes temáticos

Última hora. Un estudio de la plataforma de reservas Weekendesk recalca que un tercio de las reservas de este verano se hicieron con un mes de antelación. “Aunque la mayor parte de las reservas se hayan realizado con antelación, muchos han querido aprovecharse de ofertas de última hora para alargar el verano lo máximo posible y ha sido en estos casos donde la oferta ha estado por debajo de la demanda”, recalcó Bridgitte Hidalgo, directora de operaciones de la plataforma.

Bienestar. Los paquetes temáticos se asentaron como nueva tendencia postpandemia, con la gastronomía y el bienestar como los más reservados. Las reservas gastronómicas crecieron un 23%, pese al repunte del precio de alimentos y bebidas por encima del 10% en tasa anual.

Normas
Entra en El País para participar