Financiación

Santander, Caixabank y Sabadell emiten deuda por 5.000 millones

La entidad que preside Ana Botín reactiva la colocación de cédulas como vía barata de financiación tras las megainyecciones de liquidez del BCE

Ana Botín, presidenta de Banco Santander
Ana Botín, presidenta de Banco Santander

Banco Santander, CaixaBank y Sabadell han reanudado hoy sus emisiones en el mercado de capitales tras el paréntesis del verano, en un momento en que las rentabilidades de los bonos han vuelto a tensionarse a la espera de las próximas subidas de tipos de la Fed y del BCE.

Santander lo hace con una colocación de cédulas hipotecarias, un tipo de deuda que apunta a reactivarse en los próximos meses una vez que el BCE ha finalizado sus inyecciones de liquidez bonificada para las entidades financieras. Caixabank con un bono verde a un plazo de 7 años y Sabadell, con deuda senior no preferente. Entre las tres entidades, han colocado hoy 5.000 millones de euros.

Santander ha lanzado hoy una emisión de cédulas hipotecarias en dos tramos, a 5 y 10 años, en una operación que está coordinada por BNP Paribas, Commerzbank, natixis, ING, Société Générale, Unicredit y el propio banco que preside Ana Botín. En el tramo a 5 años, ha captado 2.250 millones de euros, a un precio de 20 puntos básicos sobre el índice de referencia midswap, que se ha reducido desde los 25 puntos básicos de entrada. En el tramo de cédulas a 10 años, ha captado otros 1.250 millones de euros, a un interés de 'midswap' más 42 puntos básicos (frente al diferencial inicial de 45 puntos básicos). La demanda conjunta para ambas emisiones ha ascendido a 6.000 millones de euros.

La entidad registró este pasado julio en la CNMV un ambicioso programa de cédulas hipotecarias, territoriales y de internacionalización por 55.000 millones de euros para los próximos doce meses, que contrasta con el volumen de 22.000 millones de euros de su programa de cédulas hipotecarias de 2021. La cuantía de este nuevo programa da una idea de cómo este tipo de deuda va a recobrar protagonismo como fórmula de financiación para los bancos.

Las cédulas hipotecarias son un título con la máxima garantía, ya que cuentan con la del propio emisor y con la de los activos inmobiliarios con las que están respaldadas. Dada su seguridad, suelen emitirse con una rentabilidad inferior a la de otros títulos de deuda, con lo que son una fórmula barata de financiación para las entidades.

En cuanto a CaixaBank, ha lanzado deuda senior con la calificación de verde a un plazo de 7 años y con un interés de partida de 175 puntos básicos sobre el índice de referencia midswap. Bank of America, CaixaBank, HSBC, Morgan Stanley y UBS actúan como bancos coordinadores. Ha colocado 1.000 millones de euros, tras recibir peticiones por más de 1.700 millones de euros, lo que ha permitido rebajar el diferencial a los 155 puntos básicos sobre midswap.

Por su parte, Sabadell ha colocado 500 millones de euros en una emisión de deuda sénior no preferente a cuatro años. El interés inicial de referencia de 'midswap' más 330 puntos básicos se ha abarato hasta uno de 'midswap' más 325 puntos básicos, después de que la demanda haya superado los 800 millones de euros. Los colocadores de la emisión han sido el propio Sabadell, Barclays, Citi, Crédit Agricole CIB, JP Morgan y UniCredit.

Normas
Entra en El País para participar