Los grandes sueños americanos impulsan el 'ecommerce' en China

China alberga ya el mayor mercado de comercio electrónico del mundo, pero Estados Unidos es más rico.

Los grandes sueños americanos impulsan el 'ecommerce' en China

Los gigantes del comercio electrónico chino quieren sacar tajada de los compradores estadounidenses. Las acciones de Pinduoduo, el competidor de Alibaba, subieron un 15% tras pulverizar las expectativas de beneficios. La marcha a tierras extranjeras de esta empresa de 84.000 millones de dólares, pese al empeoramiento de los vientos políticos mundiales, es un indicio revelador de su limitada capacidad de crecimiento en el país.

Pinduoduo está obteniendo resultados excepcionales en su persecución de sus rivales nacionales. A pesar de los meses de cierre por Covid en su próspera ciudad natal, Shanghái, los ingresos aumentaron un 36% en tasa interanual, hasta alcanzar los 31.400 millones de yuanes, unos 4.600 millones de dólares, en los tres meses hasta finales de junio. Los analistas preveían una ganancia de apenas un 3%, según Refinitiv. Esto pone en evidencia los pésimos resultados de empresas similares. La mayor parte de la fuerza provino de un aumento del 39% en los cargos a los vendedores por publicidad y otros servicios, lo que subraya la capacidad de la empresa para mantener a los clientes cautivos con productos ultra baratos y lúdicas funciones de ampliación de la gama. Un leve retraso en las inversiones previstas contribuyó a que el beneficio neto aumentase un impresionante 268%.

El jefe Chen Lei no se conforma con este éxito. Está poniendo sus miras en Estados Unidos para lanzar un sitio de comercio electrónico transfronterizo el mes que viene, según afirman los medios chinos y Reuters. El objetivo es emular al minorista de moda rápida Shein, el misterioso retador de Zara de origen chino que ha perfeccionado las cadenas de suministro en la República Popular y ha pasado a brillar en el extrajero. Pinduoduo confirmó que quiere ampliarse a escala internacional. Alibaba, con un valor de 260.000 millones de dólares, ha intentado introducirse en los mercados occidentales y en el sudeste de Asia a través de AliExpress y Lazada. Su desafío a los rivales consolidados, entre ellos Amazon.com, ha tenido unos resultados tibios. El comercio electrónico internacional apenas supuso el 7% de los ingresos de Alibaba en el último trimestre.

La campaña en el extranjero se está gestando en un momento en que las relaciones entre Estados Unidos y China se encuentran en un punto bajo con el aumento de las tensiones a causa de Taiwán. Pinduoduo es una de las muchas empresas que podrían enfrentarse a una exclusión de la cotización en Nueva York si no se aplica correctamente un acuerdo de auditoría entre las dos principales economías acordado el viernes. Pero Pinduoduo es un exitoso participante tardío en lo que respecta a la disrupción. En China, se dirigió a ciudades más pequeñas ignoradas por sus rivales establecidos.

Hay un gran botín esperando si puede repetir el truco en el extranjero. China alberga el mayor mercado de comercio electrónico del mundo, pero Estados Unidos es más rico. El comercio electrónico representa el 14% del total de las ventas minoristas en Estados Unidos, la mitad que en China, y los estadounidenses gastan de media unos 4.000 dólares en Internet cada año, el doble que los internautas de la República Popular, según el informe de tendencias del comercio electrónico mundial de JPMorgan.

Con la política de Covid cero de Pekín golpeando repetidamente el consumo chino y las medidas reguladoras como amenaza constante, el gran sueño americano de Pinduoduo es un fiel reflejo de los tiempos.