El euríbor se dispara y sube la hipoteca media en 1.400 euros al año

El índice interanual avanza hasta el 1,758% y deja la tasa media de agosto en el 1,225% Provocará el mayor encarecimiento interanual en la cuota desde el año 2000

Euríbor 2012 a 2022 Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La cotización diaria del euríbor a 12 meses está acelerando su avance en los últimos días del mes y, a falta de una sesión para que concluya agosto, apunta a una media del 1,225% que dejará el  mayor incremento interanual desde el año 2000. Quienes revisen su hipoteca a tipo variable con el dato del euríbor de agosto van a sufrir un encarecimiento de su cuota mensual de unos 120 euros de media.

El índice ha trepado este martes al 1,758%, máximos desde enero de 2012 y acentúa su ascenso desde el 1,482% en que cerró el viernes, también en terreno de récord desde hace una década. El aumento de las dos últimas sesiones se debe al alza generalizada que han registrado las rentabilidades de la deuda, después de que la Fed y el BCE hayan mostrado en estos días su firme voluntad de combatir la inflación con nuevas subidas de los tipos de interés, incluso a costa de sacrificar el crecimiento.

Ese fue el mensaje lanzado por Jerome Powell, presidente de la Fed, en el simposio de bancos centrales celebrado en Jackson Hole, secundado por el BCE. En el Banco Central Europeo ha surgido además en los últimos días el debate de una posible alza de tipos de 75 puntos básicos en la próxima reunión del 8 de septiembre, tal y como reclama el ala dura del Consejo de Gobierno de la institución.

El alza del euríbor es por tanto reflejo del abrupto movimiento en el mercado de bonos, que se ha ajustado estos días a un escenario en el que las alzas de tipos, lejos de suavizarse, se pueden intensificar y en que el precio del dinero será elevado durante un tiempo, más del previsto hasta ahora por los inversores hasta lograr el objetivo de recuperar la estabilidad de precios.

Para una hipoteca media de 150.000 euros, a un plazo de 25 años y con un interés de euríbor más un diferencial de 90 puntos básicos, la cuota mensual va a pasar de los 525,5 euros a los 644,9 euros mensual tras la actualización con la tasa de euríbor del mes de agosto. Es decir, 119,45 euros más cada mes y un gasto adicional para la economía doméstica de 1.433 euros durante los próximos doce meses.

El repunte del euríbor ha roto de forma abrupta la calma que reinaba en las revisiones anuales de las hipotecas a tipo variable, después de largo tiempo de tipos de referencia en la zona euro al cero y sin apenas variaciones en el índice. Así, el tipo de interés para la citada hipoteca pasa del 0,4% del último año -gracias a un euríbor que en agosto de 2021 se alineaba con el -0,5% de la facilidad de depósito- a un 2,125%, al sumar el 0,9% de diferencial a la tasa mensual de agosto.

El aumento en la comparativa interanual de la media mensual del euríbor va a ser de 1,723 puntos, una intensidad que no se registra desde el año 2000. El encarecimiento se acerca al récord registrado durante aquel año, que dejó incrementos interanuales en la media del índice hipotecario superiores a los 2 puntos.

La expectativa para los próximos meses es que el euríbor siga avanzando, lo que apunta a la revisión al alza en las cuotas de las más de 4 millones de hipotecas a interés variable que existen en España. El euríbor subirá en paralelo a los nuevos incrementos del precio del dinero que podría decidir el BCE. De hecho, el de septiembre no será el último y el mercado ya descuenta de forma rotunda dos alzas sucesivas de los tipos de interés en la zona euro de medio punto en septiembre y en octubre, sin descartar un aumento de 75 puntos básicos en la próxima reunión del día 8 de septiembre. En iAhorro calculan que el euríbor podría acabar este ejercicio en torno al 1,9%, si bien la velocidad de su ascenso va dejando caducas la mayoría de las previsiones.

Las hipotecas a tipo variable comenzaron a encarecerse en su revisión anual, aunque por la mínima, en enero de este año tras años de nulas variaciones en el euríbor e incluso de descensos. La perspectiva entonces ya era de una paulatina vuelta a la normalidad en la política monetaria del BCE, que se ha acelerado sin embargo con la guerra de Ucrania y una inflación desbocada.

Las hipotecas a tipo fijo son ahora la garantía de estabilidad en las cuotas y, pese a que su precio es mucho más elevado que hace un año, siguen siendo mayoritarias en la nueva concesión, el 73% del total, según los últimos datos del INE de junio.

Además, de las más de 14.400 hipotecas que cambiaron sus condiciones en junio, el 22,6% fue por cambios en los tipos de interés. Si antes del cambio, el 23% de ellas estaba a interés fijo, tras la modificación de los tipos, ese porcentaje subió al 49,9%

 

Normas
Entra en El País para participar