Bruselas prepara una "intervención de emergencia" en el mercado eléctrico

La cumbre extraordinaria de la UE sobre el precio de la energía será el 9 de septiembre

Bruselas prepara una "intervención de emergencia" en el mercado eléctrico

Golpe en la mesa del Ejecutivo comunitario ante la escalada de los precios energéticos. La Comisión Europea (CE) ha anunciado este lunes que está trabajando en una "intervención de emergencia" y en una reforma estructural del mercado eléctrico ante el hecho de que el modelo actual fue diseñado bajo circunstancias que ya no se aplican.

"El aumento vertiginoso de los precios de la electricidad está poniendo de manifiesto las limitaciones de nuestro actual diseño del mercado de la electricidad", ha reconocido la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, al anunciar durante un discurso en Eslovenia que ya se está trabajando en una "intervención de emergencia" para reformarlo.

Durante su participación en la Cumbre Estratégica de Bled, en Eslovenia, Von der Leyen ha pedido cortar toda dependencia energética con Moscú y ha planteado una mayor defensa de la democracia como respuesta de Europa a la invasión rusa de Ucrania.

En este contexto, ha reclamado una respuesta europea al "chantaje" energético ruso en plena escalada de precios de la energía, lo que dibuja las primeras dudas sobre la unidad europea respecto a las sanciones que Europa aplica a las importaciones de crudo ruso. "La era de los combustibles fósiles rusos en Europa se ha acabado y liberarnos del chantaje nos traerá más poder para defender el orden global", ha advertido.

Prueba de la máxima preocupación con la que asiste la Comisión a la última escalada de precios del gas y la electricidad en Europa es que casi al mismo tiempo que la jefa del Ejecutivo comunitario hacía estas declaraciones en Eslovenia, la presidencia checa de la Unión Europea convocaba para el próximo día 9 de septiembre en Praga una reunión extraordinaria de los ministros de Energía para abordar la fuerte subida de los precios y una posible intervención política en los mercados, según ha anunciado el primer ministro checo, Peter Fiala.

"Se ha llegado a un consenso sobre la necesidad de meter los precios en la arquitectura de la energía en la UE", afirmó el político conservador en una rueda de prensa en Praga, tras reunirse con su homólogo alemán, Olaf Scholz.

Aunque habrá que esperar a ver qué medidas concretas se plantean para intervenir el mercado, es ya muy significativo y da idea de la emergencia que se ha generado, que la UE esté abierta ahora a abordar una reforma del actual sistema de composición de los precios. Esta posibilidad se descartó hace solo unos meses y los socios europeos solo aceptaron poner en marcha la excepción ibérica descartando tajantemente intervenir los precios con carácter general.

Las palabras de cada vez más mandatarios europeos, como la presidenta de la Comisión, el canciller alemán o el primer ministro checo son solo un ejemplo del fin a esa resistencia a hacer cambios de calado.  De hecho, el jefe del Gobierno de la República Checa ha recordado que hasta hace apenas unas semanas, entre los socios comunitarios dominaba un rechazo a intervenir en el proceso de formación de precios de la energía, algo que ha cambiado tras el fuerte encarecimiento que ha provocado una "situación insostenible".

La preocupación es máxima por una situación que parece no tener techo y no solo ha disparado los costes energéticos, sino que ha elevado la inflación a niveles no vistos en los últimos 40 años, comprometiendo de ese modo la economía de empresas y hogares.

Lo que ha ocurrido en los pasados días y semanas hace necesaria, tanto para Berlín como para Praga, "algún tipo de intervención", reconoció Fiala, quien ha considerado posible un "desligamiento de los precios de la electricidad de los precios del gas".

Bajo el sistema actual, a los productores con costes más bajos, como son el sector eólico o solar, se les paga lo mismo que a los que tienen costes más elevados, como los operadores de centrales eléctricas alimentadas con gas. “El hecho de que el precio más alto siempre establezca los precios de todas las demás formas de energía podría modificarse”, ha avanzado en una entrevista con Bloomberg el ministro alemán de Economía, Robert Habeck. “Estamos trabajando arduamente para encontrar un nuevo modelo de mercado”, ha admitido.

Al mismo tiempo, su jefe, el canciller Scholz insiste en que los actuales precios de la energía son "injustificados, porque los costes de generación no son tan altos", lo que lleva a Alemania a pedir "un cambio estructural que contribuya a que los precios bajen con rapidez".

Se trata de asegurar el suministro de energía para las empresas y particulares, lo que se ha logrado parcialmente mediante la reactivación de centrales de carbón y construcción de terminales de gas líquido (LNG), para así no tener que depender del gas natural ruso.

Pero ahora, "tras haber superado ese primer trabajo, se trata de asegurar que los precios no sean tan altos", ha recordado el socialdemócrata al resaltar la necesidad de consensuar un acuerdo comunitario para poner techo al precio de la luz.

La escalada de los precios de la electricidad se mantiene desbocada en toda Europa y este martes también marcarán unos niveles especialmente altos. Así, en el caso de Francia se sitúa por encima de los 740 euros/MWh, mientras que en Alemania será de más de 660 euros/MWh y en Bélgica y Países Bajos de 622 y 607 euros/MWh, respectivamente. En España, el precio promedio de la luz para los clientes de tarifa regulada vinculados al mercado mayorista subirá mañana martes un 8,51% con respecto a este lunes, hasta los 459,4 euros por megavatio hora (MWh), tocando así un nuevo máximo desde que entró en vigor la excepción ibérica, según los datos provisionales del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE) recogidos por Europa Press. De esta manera, el precio vuelve a subir con fuerza y supera el anterior máximo desde la entrada en vigor de la excepción ibérica que marcó el pasado miércoles, cuando escaló hasta los 436,25 euros/MWh.

Este espiral de precios altos de la luz que se ha dado a lo largo de la última semana ha estado impulsada por unos niveles del precio del gas natural en niveles máximos, debido, principalmente, al anuncio de Gazprom de cortar a partir del 31 de agosto y durante tres días el bombeo de gas a Alemania.

No obstante, el anuncio de una inminente intervención por parte de la Comisión Europea sobre los precios podría estar detrás de la reducción de un 17% registrada este lunes en los precios de los contratos a futuro del gas en el mercado TTF holandés, moderación que situó los contratos a septiembre por debajo de los 280 euros/MWh .

Sánchez y Scholz certificarán su alianza por las interconexiones en la UE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el canciller alemán, Olaf Scholz, certificarán este martes su alianza en favor del impulso de las interconexiones energéticas en la Unión Europea y, en particular, la que debería unir la península ibérica con Francia a través de los Pirineos.

Sánchez ha sido invitado por Scholz a reunirse con él y participar en una sesión extraordinaria de su Consejo de Ministros en la que durante dos días va a abordar la estrategia de seguridad nacional y los problemas de suministro energético derivados de la guerra en Ucrania.

El jefe del Ejecutivo asistirá a la primera jornada (lo que le impedirá presidir la habitual reunión de los martes del Consejo de Ministros) y para ello se desplazará hasta la localidad de Meseberg, a unos 70 kilómetros de Berlín y cuyo castillo ha sido el sitio elegido por el canciller alemán para reunir a su Gobierno.

Ese fue el lugar en el que en 2015 hubo un encuentro entre los entonces jefes de Gobierno de los dos países, Angela Merkel y Mariano Rajoy. La reunión de Sánchez con Scholz y con todos los ministros alemanes llega en un momento en el que Europa está intentando impulsar alternativas para garantizarse el suministro de gas ante lo que el presidente del Gobierno califica de "chantaje energético" de Vladímir Putin tras la invasión de Ucrania.

España lleva años reclamando la interconexión gasística con Francia a través de los Pirineos (el denominado MidCat), un proyecto que en la coyuntura actual recobra protagonismo hasta el punto de que Scholz reclamó hace días que se impulsara.

Pero se trata de una iniciativa que siempre ha contado con las reticencias de Francia, que hace dos semanas reiteró su oposición a ese proyecto de gasoducto que conectaría sus redes con las españolas por Cataluña y que fue abandonado en 2019 porque se estimó que difícilmente se podría rentabilizar.

Según París, el MidCat no sólo sería muy costoso (más de 3.000 millones de euros), sino que su puesta en marcha tardaría años, no permitiría afrontar la crisis energética actual provocada por la guerra en Ucrania y es difícilmente justificable ahora que la UE pretende prescindir a medio plazo de los hidrocarburos.

Sánchez, en su reciente gira latinoamericana, aseguró que tiene la intención de persuadir al presidente francés, Emmanuel Macron, de la necesidad de esa interconexión, que recordó que forma parte de los planes de la Comisión Europea y que contaría con financiación comunitaria

Pero advirtió de que si Francia mantiene su rechazo, existe un plan B que también figura entre las alternativas de la Comisión: una interconexión energética de España con Italia.

De todo ello conversará Sánchez con los ministros alemanes y con Scholz, a quien ha agradecido que abogase pública y claramente por el gasoducto entre España y Francia que, en caso de que se convirtiera en realidad, el Gobierno español subraya que serviría también para trasvasar hidrógeno verde.

Normas
Entra en El País para participar