¿Se puede autofacturar en 2022? Estas son las reglas para hacerte facturas a ti mismo

Se trata de una factura que expide el destinatario de los productos o servicios. Aunque necesita la aprobación de quien, en situaciones normales, debería expedir la factura.

autónomos autofactura pymes

Tanto los empresarios como los trabajadores autónomos tienen la obligación de expedir facturas cuando se vende algún bien o se presta un servicio. Aún así, la ley también establece que la empresa o la persona que recibe el producto o el servicio sea quien expida la factura. Esto es lo que se conoce como autofactura.

Una autofactura es una factura que pueden expedir el receptor de un producto o servicio. Desde Ionos recuerdan que no está permitido expedir estas facturas sin autorización.

Aunque hay casos en los que las pymes no se encontrarán ante la obligación de expedir autofacturas, sí que hay otras situaciones en las que será necesario hacerlo. Para ello, las empresas deberán contar con la autorización previa de la Agencia Tributaria y si se dan las circunstancias adecuadas, la empresa podrá emitir este tipo de facturas.

Requisitos de la autofacturación

Tanto el empresario como el destinatario de la mercancía deben acordar al realizar las operaciones que será el destinatario el que expida las facturas. A la hora de llegar al acuerdo, se deberá especificar qué operaciones entran en él.

El empresario tendrá que aceptar, por tanto que la factura la expida el destinatario de las operaciones y una vez se realice la autofactura, se deberá enviar una copia al prestador del servicio. Hay que tener en cuenta que, en estas situaciones, las facturas se expedirán en el nombre y por cuenta del prestador del servicio.

En el caso de que el receptor del servicio no se encuentre en la Unión Europea, excepto en Ceuta, Melilla o Canarias, se deberá contar con la aprobación de la Agencia Tributaria para proceder de este modo.

La autofactura incluirá, por tanto, los datos del receptor del servicio. Igualmente este documento deberá incluir la denominación de ‘Facturación por el destinatario’. Cabe recordar que la autofactura tiene que incluir el IVA; el movimiento contable que refleja la compra o el servicio recibido se acompañará del asiento con el IVA soportado y el repercutido. Asimismo, cada destinatario deberá tener asignada una serie propia y diferente al resto.

Normas
Entra en El País para participar