La francesa Engie negocia con Argelia un aumento del 50% en el suministro de gas

Las entregas a Italia también se han incrementado un 113% en lo que va de año

La francesa Engie negocia con Argelia un aumento del 50% en el suministro de gas

La distribuidora Engie, controlada por el Estado francés en un 23 %, negocia con el Gobierno de Argelia para aumentar un 50 % el suministro de gas en previsión de un invierno difícil debido a la escasez de energía por la guerra en Ucrania. Según informó Europa 1, las negociaciones sobre el aumento de gas y gas licuado procedente del país norteafricano no están todavía cerradas y se intensificarán en las próximas horas.

Aunque en su agenda oficial no se preveían acuerdos sobre suministro de gas, las conversaciones suceden después de la histórica visita de dos días del presidente Emmanuel Macron a Argelia. Entre la comitiva desplazada a Argel y Orán, figuraba la consejera delegada de Engie, Catherine McGregor, quien se entrevistó con el ministro argelino de Energía y de Minas y con Sonatrach, la empresa argelina explotadora de gas y petróleo.

Este acuerdo, si finalmente se cierra, se producirá solo mes y medio del cerrado por Italia con el fin de asegurarse el suministro de gas. A mediados de julio, el primer ministro italiano Mario Draghi y el presidente argelino, Abdelmayid Tebune, firmaron varios acuerdos en materia de energía durante la visita de Draghi a Argel. En esas fechas, la empresa estatal de gas natural de Argelia, Sonatrach, entregó 4.000 millones de metros cúbicos de gas a la italiana ENI. En lo que va de año Argelia ha entregado a Italia 13.900 millones de metros cúbicos, lo que supone un 113% más del volumen previsto.

España y Marruecos

Los intensos contactos diplomáticos de Italia y Francia para asegurarse el gas desde Argelia contrastan con el enfriamiento de las relaciones de España con su principal suministrador de gas como consecuencia del acercamiento de España a las tesis de Marruecos sobre la soberanía del Sahara.

Los últimos datos de importaciones de gas revelan ese distanciamiento. En los siete primeros meses del año, las compras al gigante gasístico desde España se han reducido a la mitad, pasando de 16.192 a 8.572 gigavatios hora en solo doce meses. Pese a ello sigue siendo el mayor suministrador de España, aunque ya a escasa distancia de EE UU (8.530 gigavatios hora), donde se han multiplicado por tres las importaciones en un año.

Normas
Entra en El País para participar