Aerolíneas

USO exige a Iberia Express que consolide el IPC del 6,5% de 2021 para frenar la huelga de TCP

El sindicato ve inaceptable la “oferta de un 2,5%” de la empresa

Uno de los aviones de Iberia Express.
Uno de los aviones de Iberia Express.

La sección sindical de USO en Iberia Express tiene una petición de mínimos a la dirección de la compañía para evitar la huelga de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) convocada del domingo 28 al martes 6 de septiembre: la consolidación en las nóminas del 6,5% que marcó el IPC en diciembre de 2021.

Las partes hablan in extremis, con dos reuniones celebradas esta semana, pero las posiciones se mantienen alejadas. La propuesta de la empresa, según fuentes sindicales, es de un reconocimiento del 2,5%, aunque la dirección afirma que ha llegado al 5,1%.

El convenio de los TCP de Iberia Express viene de 2015 y carece de una cláusula de actualización de los salarios en función del coste de la vida. Es el actual contexto de inflación desbocada lo que ha activado las reivindicaciones de USO, sindicato mayoritario en Iberia Express frente a CC OO.

La sección sindical de USO reclama la misma subida salarial obtenida por los TCP de Vueling

Desde la sección sindical aseguran que si la dirección que lidera Carlos Gómez ofrece el 6,5% de 2021, “no habrá paro y se retomará la negociación del segundo convenio colectivo de los asistentes en vuelo”. Iberia Express lanzó la semana pasada una solución transitoria que fue aceptada por CC OO, pero no por USO. “Se trata de pagos a cuenta del nuevo convenio, no de la subida salarial que demandamos”, argumenta USO.

Esa propuesta de la compañía incluye un anticipo en la nómina de agosto, a cuenta del convenio, de 1.350 euros para los sobrecargos y de 950 euros para los TCP. Si a 31 de diciembre no se ha firmado el nuevo marco laboral, estas entregas a cuenta no serían descontadas en el futuro. También se fijó un día libre adicional al mes y se determinó que en el convenio abierto se crearán al menos dos nuevos niveles de TCP y de sobrecargos.

La nómina de un TCP o de un sobrecargo de la filial de Iberia Express, explican desde USO, se compone de un salario base, que puede oscilar de casi 400 euros a unos 650, a lo que se suma un complemento por transporte (18 euros para TCP y 27 para los sobrecargos), dietas por vuelo, y un plus en el caso de los sobrecargos. Desde USO se asegura que difícilmente se superan los 1.500 euros netos al mes. La empresa prefiere no ofrecer información sobre salarios.

Peticiones

Las peticiones que acompañan a la convocatoria de huelga suponen un alza de los costes salariales del 16%, según el sindicato, y del 26% en cálculos de la empresa. USO defiende la consolidación del IPC de 2021; la implantación de dos nuevos niveles de TCP y sobrecargo, donde existen en la actualidad tres categorías, y un incremento en el plus por transporte. “Incluso una petición del 16% en el contexto actual es una sinrazón y mucho más bajo amenaza de huelga”, señaló el CEO Carlos Gómez en una entrevista concedida a CincoDías.

Además de la cuestión del IPC, la configuración de dos nuevas categorías por encima de las actuales explican buena parte de la distancia entre las partes. USO exige una subida del 11% en el primer ascenso y del 4% en el segundo, mientras que la empresa concede “un mínimo del 5%”.

La huelga llegará después de ocho meses de negociaciones del segundo convenio de TCP. Las conversaciones se han dado en un marco afectado por la crisis del Covid-19, pero la representación de los trabajadores cree que las mejoras demandadas “no ponen en riesgo a la compañía, como se ha llegado a afirmar desde la dirección”. Sostienen que Express venía de ganar 88 millones en 2019, entró en pérdidas en 2020, con 78 millones en rojo, y cerró 2021 ganando 31,7 millones.

El CEO, Carlos Gómez, subraya que el periodo de pandemia se ha saldado con casi 50 millones de pérdidas: “Estuvimos muy al límite de las capacidades de la compañía y nuestra caja ha acabado exhausta. Las tripulaciones han hecho un esfuerzo enorme y soy el primero en valorarlo. Por eso creemos que debemos actualizar y mejorar el convenio. Pero esta aerolínea debe seguir siendo una low cost que compita eficientemente con los pesos pesados”, dijo el ejecutivo. Sin embargo, desde USO se pone en valor la remontada en 2021 y se reclama la consolidación del 6,5% del IPC que sí se ha otorgado a los tripulantes de la otra low cost del grupo IAG, la catalana Vueling.

La plantilla de 532 TCP de Iberia Express está llamada diez días de huelga en los que la aerolínea tiene previstos unos 1.200 vuelos. Sobre el seguimiento que hagan los trabajadores, es toda una incógnita. Este es el primer paro en la filial de bajo coste de Iberia y CC OO no lo secunda.

Normas
Entra en El País para participar