Ximo Puig rescata a los hoteles valencianos para evitar un plante al Imserso

Aprueba un plan de ayudas de 5 millones de euros a repartir entre 60 establecimientos

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, comparece tras la reunión con los representantes de la patronal hotelera Hosbec.
El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, comparece tras la reunión con los representantes de la patronal hotelera Hosbec.

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado esta mañana la puesta en marcha con carácter urgente de un plan de ayudas para que los hoteles de la Comunidad Valenciana (Castellón, Alicante y Valencia) participen de forma activa en el programa de viajes del Imserso que arranca en octubre. Hosbec, la patronal hotelera de la Comunidad Valenciana, había amenazado con un plante generalizado en el programa de este año por las profundas discrepancias con el Gobierno en el diseño del pliego de condiciones, ya que este ofrecía a los hoteleros un precio por plaza ofertada de 22 euros. “Con ese precio no se cubre el coste del alojamiento, pensión completa, agua y vino, wifi, animación y todos los servicios de un hotel de cuatro estrellas”, recalcó Nuria Montes, secretaria general de Hosbec.

Los cálculos de Hosbec elevaban el coste real a 35 euros por plaza, como consecuencia del contexto hiperinflacionista, con subidas del 210% del precio de la energía, del 13% en alimentación y bebidas, del 6,5% en lencería y limpieza de habitaciones o del 5% en salarios. Pese a su insistencia en abrir una negociación con el Gobierno para elevar la dotación del programa, no logró ningún resultado y ha sido el Gobierno valenciano el que ha tenido que salir a su rescate.

El plan fue anunciado por Puig esta mañana, tras una reunión en la que también estuvieron presentes Arcadi España, consejero de Hacienda y Modelo Económico; Francesc Colomer, secretario autonómico de Turismo; Herick Campos, director general de Turismo, por parte de la Generalitat Valenciana, mientras que por la empresarial estuvieron Toni Mayor, Pablo Hernández y Nuria Montes, presidente, vicepresidente y secretaria general de Hosbec.

Empleo y actividad

Dotado con cinco millones, beneficiará a 60 hoteles, situados en L’Alfas del Pí, Benicàssim, Benidorm, Calpe, Denia, Gandia, Guardamar, Jávea Peñíscola, Torrevieja, Vinaroz y València. Cada compañía podrá optar a una ayuda máxima de 400.000 euros, en función del número de habitaciones que reserven para el programa del Imserso. Los elegidos son aquellos establecimientos hoteleros que han trabajado en programas de turismo social a menos 90 días durante este ejercicio. “Con las ayudas está previsto que se mantengan más de 3.000 empleos directos y unos 10.000 indirectos de toda la cadena de valor: desde proveedores de productos y servicios hasta todo el tejido comercial y hostelero de los destinos, pasando por excursiones y visitas culturales”, recalcó Toni Mayor, presidente de Hosbec

En su opinión, el apoyo económico de la Generalitat Valenciana tendrá un doble factor positivo. “No sólo va a permitir que los 60 hoteles continúen en el Imserso sino que puede hacer que la demanda hacia nuestro destino sea más fuerte, precisamente porque otros destinos quedarán cerrados o reducidos a la mínima expresión precisamente por el agujero económico que supone”.

Demanda y oferta

En una reciente entrevista, el secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Ramón Estalella, consideró prioritaria, antes que la reforma de los precios, una transformación radical del programa de viajes. “Se diseñó hace 34 años. Pero las cosas han cambiado mucho. Los viajeros no son los mismos, ni sus experiencias ni sus gustos. El programa, tal y como esta concebido, no se adapta a la demanda”. En su opinión sería necesrio revisar si es necesario ofrecer pensión completa, “ya que hay gente que prefiere comer o cenar fuera del hotel” o incluir el transporte, “ya que la mayoría de viajeros puede contratarlo por internet”.

Un desacuerdo que cumple tres años

Ximo Puig rescata a los hoteles valencianos para evitar un plante al Imserso

Hoteles. La pugna entre los hoteleros y el Imserso por la financiación del programa de turismo social arrancó antes del coronavirus. En 2019, el entonces presidente de la patronal hotelera Cehat, Juan Molas, fue el primero que denunció el programa por llevar a pérdidas a los hoteles. Molas fue especialmente crítico con la cicatería del Ejecutivo, ya que solo aporta entre el 17% y el 20% y el resto lo paga el usuario. “Por cada euro que pone el Estado, recupera 1,5 euros a través de las menores prestaciones que paga y la mayor recaudación impositiva que genera”.

Recursos. Los hoteleros demandaron ante la Justicia el pliego de condiciones del Imserso en 2019 y 2021 (en 2020 no hubo programa como consecuencia del coronavirus). Ambas demandas fueron desestimadas hasta en segunda instancia.

Normas
Entra en El País para participar