Ranking global

España ocupa el puesto 18 en transparencia en el mercado inmobiliario

Mejora en blanqueo de capitales y en criterios de sostenibilidad

España ocupa el puesto 18 en transparencia en el mercado inmobiliario

España escala una posición y queda en el puesto 18 en el ranking global de transparencia de su mercado inmobiliario, según un estudio de la consultora JLL y su brazo inversor La Salle. El mercado español se sitúa en el segundo escalón, al que el informe llama de países transparentes, por detrás de un segmento de 12 territorios que tiene una transparencia más elevada.

El estudio indica que las reformas regulatorias y la mejora en la disponibilidad en los datos sectoriales hacen de España uno de los países que mejoran respecto al anterior índice, publicado hace dos años.

La clasificación está encabezada por Reino Unido. Le siguen Estados Unidos, Francia, Australia, Canadá, Países, Bajos, Irlanda, Suecia, Alemania, Nueva Zelanda, Bélgica y Japón. El segundo nivel (en el que se encuentra España) está encabezado por Finlandia y se sitúan otros mercados como Singapur, Suiza, Hong Kong y Dinamarca. Por detrás de España aparecen Italia, Noruega, Portugal, Luxemburgo o Corea del Sur.

El informe destaca como mejoras en el mercado español esa mayor disponibilidad de datos, la implementación de mejoras contra el blanqueo de capitales y que los nuevos estándares de eficiencia energética de los edificios “han ayudado a España a unirse a Francia, Holanda, Alemania y Bélgica” a situarse entre los países que más mejoran, se indica en el estudio.

El índice evalúa 254 puntos para realizar la clasificación, desde blanqueo de capitales, datos de mercado, eficiencia energética, emisiones, empresas cotizadas, índices, gobierno corporativo, impuestos, urbanismo, regulación financiera o intermediación, entre otros muchos.

La sostenibilidad ha sido el mayor impulsor de las mejoras de transparencia en todos los mercados, según el estudio, con un número cada vez mayor de países y ciudades que establecen estándares obligatorios de eficiencia energética y emisiones para edificios y la adopción más generalizada de certificaciones de edificios verdes y saludables.

“La transparencia es un componente crítico del proceso de inversión”, afirma en el informe Mark Gabbay, CEO de La Salle. “Como inversores, dependemos en gran medida de los datos para evaluar los factores financieros, legales y físicos antes de establecer un precio de mercado para un activo”, agrega.

Normas
Entra en El País para participar