Las cuentas en España

Gilead se estabiliza en un 40% de las ventas de su récord de 2015

El pasado año, la filial española facturó 395 millones. Tiran de los ingresos sus terapias para el VIH y el Covid-19

Gilead se estabiliza en un 40% de las ventas de su récord de 2015

En 2015, la compañía estadounidense Gilead Sciences llegó a ser una de las farmacéuticas con más ingresos en España. Se debió a sus supereficaces medicamentos como Sovaldi y Harvoni frente a la hepatitis C. Una vez curados esos enfermos crónicos, la compañía se ha estabilizado en alrededor de un 40% de las ventas de aquel año histórico. Su nuevo modelo de negocio incluye terapias contra el VIH, de oncología y su conocido fármaco Veklury frente al Covid-19.

El pasado año, la filial española facturó 395 millones de euros, lo que supuso un 3,1% más que en 2020, según las cuentas de la farmacéutica presentadas recientemente en el Registro Mercantil. El beneficio se redujo un 82,6%, hasta los 215.000 euros. En España, esta compañía emplea a cerca de 260 personas y está encabezada por María Río como directora general.

La gráfica de ingresos de Gilead en España en los últimos 15 años es como una montaña, con un pico muy elevado en 2015, que bajó rápidamente hasta volver en 2018 a los niveles previos a la aparición de sus terapias frente a la hepatitis C. En el máximo, la empresa de San Francisco llegó a vender en el país por valor de 978 millones. A partir de esa fecha, la cifra fue cayendo, a los 699 millones de 2016, los 532 de 2017 y se volvió a estabilizar en 2018 en los 386 millones.

Y es que en este caso, la eficacia máxima de sus medicamentos contra la hepatitis C (sobre los que hubo mucha polémica en aquella época por el elevado precio que pedía la farmacéutica) provocó que desapareciera la lista de enfermos de esta patología, gracias a la elevada tasa de curación.

Actualmente, Gilead comercializa en España alrededor de 25 productos. En las cuentas de la filial no se explica cuál es el que más vende a nivel nacional. Pero su matriz, cotizada, sí da información de lo que sucede a nivel global.

La compañía explica en sus cuentas que sus principales áreas actuales son VIH, hepatitis B, hepatitis C, respiratorio, oncología e inflamación.

A nivel global, su fármaco más vendido en 2021 fue Biktarvy, que facturó 8.624 millones de dólares. En total, todos sus productos en el campo del VIH ingresaron 16.315 millones, más de la mitad de los 27.008 millones con los que cerró el ejercicio la biofarmacéutica.

En este campo, cuenta con los dos fármacos aprobados en la conocida como PrEP, la profilaxis para personas seronegativas en VIH. Se trata de Truvada y Descovy. Precisamente esta semana el Ministerio de Sanidad informaba que un total de 13.652 personas han accedido a estos tratamientos de profilaxis pre-exposición al VIH desde que entrara a formar parte de la cartera común de servicios en septiembre de 2019 y que financian 14 comunidades autónomas.

También destaca a nivel global la facturación de Veklury, con 5.565 millones, que fue el primer fármaco aprobado por la Agencia Europea del Medicamento para tratar el Covid-19. Aunque en el primer semestre del año ya ha empezado a ceder en ventas, con un 13% menos de forma interanual.

Normas
Entra en El País para participar