Justicia china

Condenan a 13 años de prisión a un magnate chino "desaparecido" en 2017

Actualmente se desconoce su paradero

Xiao Jianhua, en Hong Kong en abril de 2016.
Xiao Jianhua, en Hong Kong en abril de 2016. EFE

Un tribunal de la ciudad de Shanghái condenó hoy a 13 años de cárcel al empresario chino-canadiense Xiao Jianhua, que desapareció en 2017 de su hotel en Hong Kong en extrañas circunstancias.

Según informa la televisión estatal CGTN, Xiao habrá de hacer frente a una multa de 6,5 millones de yuanes (947.000 euros), mientras que el conglomerado que fundó, Tomorrow Group, deberá pagar otros 55.030 millones de yuanes (8.014 millones de euros). El tribunal le declaró culpable de delitos como captación ilegal de fondos, uso ilegal de fondos y sobornos. La sentencia, indica la prensa oficial, afirma que Xiao "infringió gravemente las órdenes de gestión financiera" y "puso en peligro la seguridad financiera nacional".

Se cree que el juicio al magnate, de 50 años, había comenzado a principios de julio, cuando la embajada canadiense en China denunció que las autoridades locales impidieron a sus diplomáticos el acceso al proceso, que hasta ahora había trascurrido en secreto, sin que se hicieran públicos los cargos a los que se enfrentaba.

Aunque las autoridades de Hong Kong lo negaron en todo momento, algunos medios de la diáspora china aseguraron que Xiao había sido raptado en el lujoso hotel Four Seasons por agentes del régimen comunista sin jurisdicción en la antigua colonia británica, lo que reavivó los temores sobre la desaparición forzada de residentes críticos con Pekín.

Era el hombre n.º 32 más rico de China en 2016

Más de un año y medio después, el empresario reapareció en una comparecencia ante los tribunales en Shanghái; fuentes citadas entonces por el diario hongkonés South China Morning Post aseguraron que se encontraba detenido en la cercana ciudad de Suzhou y que había perdido unos 20 kilos desde su desaparición.

Xiao ocupaba el puesto 32 de la lista Hurun de los hombres más ricos de China en 2016 y alcanzó un patrimonio financiero neto estimado de cerca de 6.000 millones de euros.

Aunque era una figura de perfil bajo, se le atribuían conexiones con la élite política de China, incluidos familiares del presidente del país, Xi Jinping, al que, según informaciones surgidas en 2018, se habría dirigido en una misiva en la que pedía clemencia y una sentencia no excesivamente dura.

Su empresa tenía negocios en diferentes sectores, desde la tecnología hasta los seguros o la minería.

Normas
Entra en El País para participar