Mutuas para autónomos: qué son y qué coberturas ofrecen al colectivo

Las mutuas prestan servicios a los autónomos relacionados con la asistencia sanitaria y prestaciones económicas derivadas de los accidentes laborales y enfermedades.

autónomos mutuas

La Seguridad Social dispone de una serie de acuerdos con varias mutuas que colaboran en la gestión de la Seguridad Social, que no tienen ánimo de lucro y cuyos asociados asumen la responsabilidad mancomunada. Las mutuas colaboradoras con asociaciones de empresarios que se han constituido mediante la autorización del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Estas mutuas prestan una serie de servicios, según informan en la página web de Unión de Mutuas, una de las mutuas colaboradoras, relacionadas con la asistencia sanitaria y las prestaciones económicas derivadas del accidente de trabajo y enfermedad profesional.

Así, entre las prestaciones a las que hacen frente se encuentra la prestación económica derivada de la incapacidad temporal por enfermedad común, la prestación económica por riesgo durante el embarazo y la lactancia natural, la relacionada por el cuidado de menores por enfermedad grave y la prestación económica por cese de actividad.

Prestaciones obligatorias

La cobertura de las prestaciones con la mutua es obligatoria. Los autónomos deben cotizar por contingencia común y accidente no laboral, accidente de trabajo y enfermedad profesional y por cese de actividad.

La prestación por incapacidad temporal por contingencias comunes es obligatoria excepto para aquellos autónomos que se encuentren en situación de pluriactividad, que tengan derecho a la prestación por incapacidad temporal en otro régimen del Sistema de la Seguridad Social y para los trabajadores incluidos en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios.

En cuanto a la prestación por accidente de trabajo y enfermedad profesional, los autónomos deberán contratar esta prestación excepto aquellos que estén en el Sistema Especial de Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios para los que resultará obligatoria la cobertura respecto a las contingencias de invalidez, muerte y supervivencia (IMS).

Cabe recordar que el cese de actividad también es obligatorio excepto para los trabajadores del régimen agrario, para los que cotizan por la tarifa plana y para los mayores de 65 años y 38 años y 6 meses de cotización o 67 años y 37 años de cotización.

Normas
Entra en El País para participar