Actas

La Fed seguirá subiendo tipos, pero con más cautela para no pasarse

Reconoce el riesgo de elevar los tipos “más de lo necesario” con tal de devolver la estabilidad de los precios

El presidente de la Fed, Jerome Powell, en rueda de prensa el 27 de julio
El presidente de la Fed, Jerome Powell, en rueda de prensa el 27 de julio Reuters

La Fed no ha dado la pista definitiva de cuál será su próxima decisión sobre subidas de tipos en las actas de la reunión del pasado 27 de julio que se han publicado hoy, si bien reconoce que va a vigilar el efecto de esas subidas para que no sean excesivas. Reitera su compromiso firme en doblegar la inflación y reconoce que la inflación elevada puede enquistarse si se pone en duda la firmeza de la Fed en combatirla, pero también avisa del riesgo de elevar los tipos “más de lo necesario” con tal de devolver la estabilidad de los precios.

En definitiva, la Fed concluye la importancia de ajustarse a los indicadores económicos que se vayan conociendo para juzgar “el ritmo y la magnitud de la política monetaria en los próximos meses”. Los inversores aguardaban expectantes el mensaje de la Fed, con la esperanza de que los tipos no vuelvan a subir otros 75 puntos básicos en la reunión de septiembre. El mensaje, en principio, fue bien recibido por Wall Street, pero finalmente no ayudó a moderar las caídas: el Nasdaq cerró con una bajada del 1,25% y el S&P 500 retrocedió un 0,72%.

“A la vista del constante cambio en el entorno económico y de la existencia de largos y variados decalajes en el efecto de la política monetaria sobre la economía, existe también el riesgo de que la Fed pudiera endurecer su política más de lo necesario para restaurar la estabilidad de precios”, señala el texto.

La Fed reitera su intención de seguir subiendo los tipos, ante unos riesgos inflacionistas que siguen siendo elevados, pero también reconoce que “en algún momento podría ser apropiado” ralentizar el ritmo de las alzas de tipos mientras que analizan los efectos de la política monetaria en la actividad y la inflación.

El dato de IPC en Estados Unidos en julio había alimentado en las últimas semanas la expectativa de que la Fed pudiera levantar el pie del acelerador de las alzas de tipos. El alza de precios se moderó algo más de lo esperado en julio, al 8,5%, frente al 9,1% del mes anterior, al tiempo que se han conocido otros indicadores que podrían indicar que la inflación podría haber tocado techo en julio. Los precios de producción estadounidenses descendieron el mes pasado el 0,5% frente a junio, en lo que supone el primer retroceso en más de dos años. Y los precios a la importación y exportación arrojaron descensos superiores a lo estimado. Pero la inflación sigue siendo muy elevada, como se han encargado de recordar miembros de la Fed en las últimas semanas.

El dato de IPC de agosto en EE UU se conocerá el próximo 13 de septiemrbe y solo unos días después, el 21, se reunirá de nuevo la Reserva Federal para abordar una nueva subida de los tipos de interés.

Normas
Entra en El País para participar