INE

La industria atisba una mejora tras la caída del sector por la guerra

La producción aumenta en junio un 6,4% respecto a a 2021

Crecimiento producción industrial pulsa en la foto

El susto que representó la caída hasta el 0,7% del Índice de Producción Industrial en abril podría quedarse en nada. El viernes el Instituto Nacional de Estadística confirmó que tras ese resbalón, el sector ha retomado la senda de crecimiento, elevando su producción interanual un 6,4% en junio. Es el segundo repunte consecutivo, después de que en mayo se anotara la mejor cifra en once meses.

La guerra en Ucrania parece haber frenado la actividad industrial solo de manera temporal. Hasta ahora, abril es el único mes con cifras negativas y de manera general, se observa que para ese entonces el sector ya había despertado del letargo generado por los efectos de la pandemia.

El avance de junio vino impulsado por la buena marcha de la energía (14,5%) y bienes de equipo (10,5%), aunque también aumentó la fabricación de bienes de consumo un 6%. En este caso, la mayor intensidad se dio en la producción de los no duraderos.

En cambio, la producción de bienes intermedios, es decir, aquellos que se utilizan para fabricar otros bienes, se contrajo un 0,7%. Las actividades que más incrementaron su producción en junio fueron la fabricación de vehículos de motor y las coquerías y refino de petróleo. La industria química y la maquinaria tuvieron las subidas más tibias.

La mayor parte de las comunidades autónomas incrementaron su producción industrial. Los mejores resultados los obtuvo Baleares, que en general lleva un buen año, con la mayor tasa de crecimiento interanual así como de creación de empleo. Solo tres regiones redujeron su producción: La Rioja, Cantabria y Castilla y León.

Una vez corregidos los datos con los efectos estacionales y de calendario, la producción industrial aumentó un 7% respecto a junio de 2021, una tasa 2,5 puntos superior a la de mayo. Por lo que respecta a la evolución mensual, aumentó un 1.1% respecto a mayo; el tercer mes consecutivo de crecimiento.

El avance es intenso en todos los casos a pesar de la inflación, pero no todos los datos son positivos para la industria. La actividad manufacturera se contrajo en julio a su nivel más bajo desde mayo de 2020 debido a la incertidumbre económica. Así lo refleja el índice PMI, publicado la semana pasada por S&P Global. Se trata de la primera vez que este índice se sitúa por debajo de los 50 puntos, el nivel que separa el crecimiento de la contracción.

Las empresas encuestadas informaron de que las ventas se desplomaron debido al aumento sin tregua de los precios y a la considerable incertidumbre económica que actualmente existe en España y el mundo.

Normas
Entra en El País para participar