Crónica de la Bolsa

El Ibex sube el 0,56% y consolida los 8.100 con las alzas de Wall Street

El Nasdaq se anota un alza del 2,59%

Las Bolsas europeas tratan de sacudirse las dudas ante el nuevo foco de tensión geopolítica que se ha abierto entre EE UU y China a causa de Taiwan y cuando ni mucho menos está enterrada la amenaza de la recesión económica. Los índices optan hoy de forma generalizada por las alzas tras una apertura con signo mixto y con los PMI de servicios como principal referencia macroeconómica. Por su parte, el petróleo Brent ha llegado a tocar los 102 dólares el barril tras la reunión de la OPEP+, en la que ha decidido un mínimo incremento de la producción en 100.000 barriles diarios.

Las Bolsas optan por el optimismo, en especial tras el arranque alcista de Wall Street. El Nasdad de hecho llega a subir en la apertura casi el 2%. La Bolsa estadounidense revierte hoy las pérdidas con las que ayer reaccionó a la tensiones entre China y Estados Unidos por Taiwán y ante la apuesta de algunos miembros de la Reserva Federal (Fed) por seguir subiendo los tipos de interés de forma agresiva para combatir la inflación.

Los positivos resultados empresariales están propiciando la remontada en Wall Street, rebajando los miedos de los inversores a una crisis económica precipitada por las alzas de tipos. Las buenas cifras presentadas hoy por PayPal y CVS Health han apuntalado las alzas en la Bolsa estadounidense y contagiado a la europea.

Tras un inicio indeciso, el Ibex 35 se decanta por las ganancias. El selectivo español se ha anotado un alza del 0,56, hasta los 8.142,10. Las mayores subidas son para Fluidra, que avanza el 6,56%, le siguen PhamaMar y BBVA, con alzas del 3,28% y 3,24%. En el lado de las caídas Acciona se lleva la peor parte con un descenso del 2,54% . Los avances de BBVA y de Santander e Inditex, con ganancias respectivas del 2,05% y 1,35%, son los que apuntalan el signo positivo del selectivo.

Se ha conocido que la actividad del sector servicios en España aumentó en julio por sexto mes consecutivo, aunque a un ritmo algo más lento que en junio y con un deterioro de las expectativas de futuro debido a la presión de la inflación.

Por otro lado, ayer tres miembros de la Fed parecieron descartar la posibilidad de que se vayan a detener a corto plazo las subidas de tipos o de que, como esperaban algunos analistas, puedan verse recortes en el precio del dinero en no mucho tiempo. El presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, aseguró en ese sentido que espera un alza de 0,50 puntos en septiembre y a continuación varias subidas de 0,25 hasta el inicio del segundo trimestre de 2023.

En los últimos días, varios indicadores y los malos datos de crecimiento en Estados Unidos habían hecho crecer en el mercado las expectativas sobre un cambio de política por parte de la Fed, que está subiendo de forma muy importante los tipos para frenar la inflación. Pero el banco central insiste en su mensaje de combatir la inflación, lo que contribuye por segundo día a elevar las rentabilidades de la deuda. El rendimiento del bono español a una década ha llegado a superar hoy el 2%, con el de EE UU en el 2,8%.

En Asia, el comportamiento de los mercados ha sido dispar. El Nikkei subió un 0,53%. La Bolsa de Shanghái perdió un 0,71% y la de Shenzhen, un 1,14%. De su lado, la Bolsa de Seúl sumó un 0,89% y el Hang Seng se recuperó un 0,40 % gracias a las subidas de las tecnológicas.

En el mercado de materias primas, el petróleo Brent, de referencia en Europa, vuelve a cotizar por debajo de los 100 dólares el barril. Ha llegado a superar los 102 dólares tras decidir la OPEP+, formada por la organización de Países Exportadores de Petróleo y otros 10 países productores de petróleo, aumentar la producción en 100.000 barriles diarios a partir de septiembre.

El euro se deprecia por segundo día y retrocede el 0,3%, hasta los 1,0138 dólares, al filo de nuevo de la paridad con el billete verde.

Normas
Entra en El País para participar