Las matriculaciones firman el peor julio en una década, con una caída del 12,5%

La subida de la inflación y de la energía afectan la decisión de compra de los usuarios, según Anfac

Se recupera la venta a empresas y se agrava la de las alquiladoras

Matriculaciones pulsa en la foto

Las matriculaciones de coches bajaron en julio un 12,5%, hasta las 73.378 unidades. Se trata del peor dato para el séptimo mes del año desde 2012, cuando las ventas de turismos y todoterreno alcanzaron las 65.325 unidades. Además, el mal dato se repite para el mercado automovilístico en las cifras registradas en lo que va de año, siete meses en los que las matriculaciones han marcado un retroceso del 11%, hasta las 481.135 unidades, según los datos publicados este lunes por las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam).

La incertidumbre económica ha sido el factor agravante en la decisión de compra de los usuarios; en concreto, la subida de la inflación y de los costes energéticos, un nuevo desafío para la industria automovilística que se suma a la incesante escasez de microchips.

“Estos factores están provocando que los usuarios retrasen su adquisición u opten por un vehículo de ocasión. Esto último es especialmente significativo, ya que hasta el mes de julio se han vendido casi las mismas unidades de turismos de más de 15 años que de vehículos nuevos”, ha explicado el director de Comunicación y Marketing de Anfac, Félix García.

Tania Puche, directora de comunicación de Ganvam, coincide en el diagnóstico y atribuye los malos resultados al contexto actual, en el que “a la falta de vehículos en los puntos de venta por la crisis de los microchips se suma una inflación desbocada que merma cada vez más la capacidad adquisitiva de las familias y que lastrará el ritmo de recuperación del mercado”. Puche destacó que hay que ir a 2012 para ver un mes de julio con un volumen de registros más bajo, “lo que nos devuelve a cifras de la crisis económica de entonces”.

Por segmentos, de acuerdo con los datos publicados, las entregas en el canal de particulares descendieron un 12,1% en julio con respecto al mes anterior, con 31.330 unidades. También retrocedió la venta a las firmas de alquiler de vehículos, que compraron 11.013 unidades el mes pasado, lo que supone un 38,9% de bajada. Solo creció la venta a empresas, un 2,7%, hasta las 31.035 unidades.

La tendencia se repitió en los datos registrados mercado automovilístico entre enero y julio. Las entregas de automóviles en el canal de particulares se situaron en 208.462 unidades, un 1% menos; mientras que las empresas adquirieron 202.625 unidades en el mismo período, un 2,3% más. Por su parte, los rent a car matricularon 70.048 unidades, un 47% menos.

En renting, las matriculaciones se situaron en 23.098 unidades durante el mes pasado, lo que se traduce en un aumento del 1,8% en la comparativa interanual, mientras que en los siete meses la caída en este canal fue del 10,6%, hasta 146.632 unidades.

Julio era uno de los mejores meses del año para el automóvil porque las familias programaban la adquisición de su coche nuevo antes de las vacaciones y las empresas alquiladoras reforzaban sus flotas de cara a la campaña de verano”, recuerda el director de comunicación de Faconauto, Raúl Morales.

Sin embargo, en esta ocasión, esto no se ha producido, de ahí las caídas no sólo en las matriculaciones sino también en los pedidos. “El mercado sigue deprimido, más de un 30% por debajo de las cifras de 2019 (previas a la pandemia), y con los mismos achaques de los últimos meses, principalmente la falta de stock y sobre todo la incertidumbre que sienten los compradores”, que ahora tienen que enfrentarse a una subida del precio del dinero, apunta Morales. 

Toyota lidera las ventas en España

Toyota se situó como la marca más vendida en España en el mes de julio, tras matricular 6.446 unidades, un 0,9% más; mientras que el Dacia Sandero se alzó como el vehículo más popular, con 2.368 unidades, un 9,72% menos, según los datos publicados este lunes. 

Por su parte, Hyundai fue la segunda firma más popular en España en julio, con 5.914 unidades, un 7,1% más; seguida de Kia, con 5.653 unidades (-12,4%); de Volkswagen, con 5.514 unidades (-19,6%), y de Peugeot, con 4.787 unidades (-12,6%).

Cierran el 'top 10' de firmas automovilísticas más vendidas en España en el mes: Dacia (4.560 unidades; +16,7%), Seat (4.023; -50,2%), Citroën (3.741; -20,5%), Renault (3.706; -3,9%) y Opel (3.546; -19,7%).

En los siete primeros meses del año, Toyota también fue la marca que más vehículos matriculó en España, con 43.634 automóviles, un 9,3% más, por delante de Volkswagen, con 36.738 unidades, un 14,9% menos, así como de Kia, con 36.466 unidades (+9,8%), de Hyundai, con 36.136 unidades (+16,7%), y de Peugeot, con 35.807 unidades (-15,4%).

La sexta posición la ocupó Seat, con 34.188 unidades, un 31,7% menos, y a continuación se situaron Citroën (25.124; -18,2%), Renault (24.772; -21,6%), Dacia (22.235; +12,6%) y Mercedes-Benz (20.429; -7,1%).

Los coches eléctricos esquivan la crisis y suben las ventas un 31% en julio

Las matriculaciones firman el peor julio en una década, con una caída del 12,5%
Las ventas de vehículos eléctricos aumentaron un 30,87% en el mercado español en el mes de julio, con una cuota sobre el conjunto del mercado del 3,02%, hasta situarse en 2.620 unidades matriculadas; y un 49,64% en lo que va de año, con un total de 19.361 unidades.
Aun así, el director general de Anfac, José López-Tafall, apuntó que hasta la fecha, el ritmo de entrada es “muy lento”, lo que va a provocar que lograr el objetivo marcado este año de 120.000 turismos electrificados sea “difícil”.
El crecimiento en las matriculaciones experimentado por los eléctricos no contagió al conjunto de vehículos alternativos, cuyas matriculaciones en julio disminuyeron un 1,34%, hasta un volumen de 27.990 unidades. En cambio, sí crecieron las ventas en los siete primeros meses de 2022, un 10% hasta las 195.031 unidades.
Normas
Entra en El País para participar