Gobierno

Sánchez dice que si Botín y Galán protestan, "vamos en la buena dirección"

Pide a ministros y resto de responsables públicos que no usen corbata cuando no sea necesario, al entender que es un gesto de ahorro energético

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez compareció en el Palacio de la Moncloa para ofrece un balance semestral de su acción de Gobierno. Lo cierto es que su intervención no defraudó y tras un inicio bastante sosegado analizando los principales hechos derivados de la guerra en Ucrania.

Pero como si de un mantra se tratase el presidente del Gobierno fue poco a poco elevando el tono de su discurso para fijar su objetivo prioritario al frente del Ejecutivo: “proteger y proteger a la clase media y trabajadora, sus rentas, su bienestar”.

Una idea que viene repitiéndose prácticamente en todas y cada una de sus intervenciones públicas, tras del descalabro electoral sufrido en Andalucía, asumiendo poco a poco un mensaje de izquierdas que perfectamente podría atribuirse a su socio de gobierno de Unidas Podemos. Insistió en que no olvida para quién gobierna y mucho menos en época de incertidumbres como la actual, afirmando que cuando sea preciso elegir “estaremos del lado de la clase media trabajadora”, insistió, aunque “al hacerlo, como estamos viendo, resultemos incómodos para algunos poderes”.

Quiso dejar muy claro que el Gobierno antepondrá siempre el beneficio de la mayoría social a los intereses particulares de cualquier minoría “por muy privilegiada que sea”.

Con el objetivo de consolidar su mensaje contra los poderosos y refiriéndose a las críticas recibidas de bancos y energéticas de cara al impuesto que entrará en vigor el próximo 1 de enero tuvo palabras para los máximos mandatarios del Santander e Iberdrola. Así Sánchez dijo que había escuchado a “algunos dirigentes de bancos, a la señora Botín, al señor Galán, en fin, creo que si protestan es que vamos en la buena dirección”. Y para meter más el dedo en la herida insistió en que hasta incluso “son los mismos que protestaron y que dijeron que subiendo el Salario Mínimo Interprofesional y con esta reforma laboral se iba a caer España, que se iba a crear desempleo. Ha sucedido lo contrario, por lo que creo que vamos en la misma, buena dirección”.

Ya en el terreno más práctico de la adopción de medidas frente a la actual crisis, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que en septiembre, presentará a la Comisión Europea dos propuestas sobre energía para ayudar a doblegar la curva de la inflación. Estas medidas serán, la reforma del mercado eléctrico de la electricidad para desacoplar el precio del gas del precio mayorista y la implantación de un tope máximo al precio del CO2.

Sin embargo, la novedad fue que en el Consejo de Ministros de este lunes se aprobará un paquete de medidas urgentes para la eficiencia y el ahorro energético, en línea con lo que están haciendo todos los países europeos. Se trata de medidas trabajadas durante semanas, debatidas con el sector privado, comunicadas al conjunto de administraciones y los grupos parlamentarios.

Además de dará el visto bueno a un real decreto ley de medidas urgentes en materia de incendios forestales. Una norma para fortalecer la coordinación y las capacidades de todas las administraciones en las tareas de prevención y extinción de incendios, así como la restauración de las zonas afectadas.

Pedro Sánchez, descartó que tenga previsto remodelar su gabinete tras las vacaciones este mes de septiembre porque está satisfecho con el equipo que tiene y agradecido con el trabajo que desempeñan.

Sánchez insistió en que España es un país "solidario", como se demostró en la reunión de los ministros de Energía de esta semana en Bruselas para abordar las posibles limitaciones en el consumo de gas para este invierno, pero subrayó que el Gobierno va a hacer lo necesario para "proteger a las familias, a las empresas y la senda de crecimiento económico en la que vamos avanzando".

"Hemos defendido nuestra posición ya que queremos ahorrar y continuar siendo solidarios con el resto de Europa", destacó, añadiendo que España cuenta con el 30% de la capacidad de regasificación de Europa, tras haber invertido los españoles para ello 3.500 millones de euros a lo largo de años, para tener una escala "que ahora pone al servicio del resto de países".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidió a los ministros y al resto de responsables públicos que no usen corbata cuando no sea necesario, al entender que es un gesto que contribuye al ahorro energético. También ha pedido a los dirigentes del sector privado que también prescindan de ella en verano si es posible.

Normas
Entra en El País para participar