Financiación

Las grandes firmas del Ibex siguen bajando el coste de su deuda pese al alza de tipos

Las energéticas, con Endesa a la cabeza, lideran el ranking

Las grandes firmas del Ibex siguen bajando el coste de su deuda pese al alza de tipos

La era de los tipos cero y las compras de deuda por parte de los bancos centrales han llegado a su fin. En un contexto en el que es de esperar que el coste de financiación repunte y dejé atrás los mínimos históricos, las empresas se afanan por rebajar la deuda. Aunque el BCE sorprendió al mercado con una subida de tipos de 50 puntos básicos la semana pasada, de momento la medida no se ha dejado sentir en el coste de financiación. A pesar del incremento de las rentabilidades que se ha registrado en el mercado de deuda durante los seis primeros meses de 2022, un buen puñado de compañías del Ibex 35 han continuado bajando el coste.

Donde mejor de aprecia esta tendencia es entre las energéticas. Red Eléctrica, Iberdrola, Endesa, Enagás y Acciona Energía han conseguido pagar menos intereses por su pasivo. Por encima de todas destaca Endesa. La empresa que pilota José Bogas no redujo su deuda ni en términos interanuales ni en semestrales, pero sí bajó el coste de financiación. A cierre de junio Endesa contaba con una deuda de 10.275 millones, 2.091 millones más que el mismo periodo del año anterior. A cambio de este aumento, la compañía, que cuenta con el 49% de su deuda bruta referenciada a tipo fijo, recortó en 60 puntos básicos el coste. A 30 de enero de 2022 el tipo medio de su deuda se situaba en el 1,1%, frente al 1,7% de junio de 2021 e inferior también al 1,5% de cierre de 2021.

Iberdrola, una de las pocas empresas que este año se han atrevido a salir al mercado, consigue capear la tempestad. En contraste con el incremento del coste financiero que experimentó a cierre de 2021, en los seis primeros meses del presente ejercicio ha retomado la senda de reducción de los intereses. La compañía que preside Ignacio Sánchez Galán cuenta con una deuda de 41.717 millones, 5.136 millones más en términos interanuales. Sin incluir Brasil, el tipo medio cae 74 puntos básicos en seis meses, hasta el 2,86%. Esta tendencia se rompe si se añade Neoenergia, su filial brasileña. Con este negocio el coste de financiación sube al 4,41%, frente al 3,38% del mismo periodo del año anterior. Mientras que la zona euro, Reino Unido y EE UU los tipos de interés se sitúan en el 0,5%, el 1,25% y el 2;5%, en Brasil las tasas alcanzan el 13,25%.

Enagás, Red Eléctrica y Acciona Energía no se desmarcan de esta tendencia. A junio, la empresa que preside Antonio Llardén tenía el 80% de su pasivo referenciado a tipo fijo. El coste de financiación se situaba en el 1,6%, 20 puntos básicos menos que hace un año. En menor proposición, pero también lo consigue reducir el operador del sistema eléctrico español. Red Eléctrica lo baja en siete puntos básicos en términos interanuales, hasta el 1,46%. Acciona Energía, que debutó en Bolsa en agosto de 2021 y un año después ha entrado en el Ibex 35 y supera ya la capitalización de su matriz (13.940,5 millones frente a los 10.653,5 millones de Acciona), dispone de un coste financiero del 3%, 33 puntos básico menos que el registrando a cierre del año.

Fuera del sector energético, Aena y Acerinox son dos ejemplos de los efectos positivos que tiene la recuperación de la actividad. El gestor aeroportuario además de volver a beneficios tras ocho trimestres de pérdidas ha rebajado la deuda en 544 millones de euros interanuales y el tipo medio de su pasivo se sitúa el 0,87%, por debajo del 1% de hace un año. Acerinox, por su parte, ha logrado unos beneficios récord semestrales que le han ayudado a reducir la deuda en 264 millones mientras el tipo de interés medio pasa del 1,5% que registraba a cierre de junio de 2021 al 1,3% actual.

Ni lo suben ni lo bajan Indra y Cellnex. La tecnológica española cuenta con un coste medio del 1,9%, el mismo nivel que hace un año mientras el operador de torres de telecomunicaciones aunque ha incrementado su deuda en más de 7.000 millones por su capacidad inversora ha logrado que el coste se mantenga estable entre el 1,5-16%.

La gran excepción a todo esto lo marca Telefónica. La teleco española dispone de un tipo de interés medio del 4,4%, 54 puntos básicos más que a cierre del pasado año y un 1,71% superior al registrado en junio de 2021.

Una buena explicación de por qué las empresas han seguido recortando el tipo de interés medio se explica por la escasa actividad en el mercado de capitales. El disponer de unos colchones suficientemente holgados y unos vencimientos largos les han permitido mantener al margen en un momento en el que la volatilidad ha dificultado la fijación de precios. En los seis primeros meses de 2022, las emisiones corporativas han caído un 77%. Los principales emisores han vuelto a ser Cellnex, Iberdrola y Telefónica.

Normas
Entra en El País para participar