Infraestructuras

Sacyr alarga el vencimiento de 355 millones de deuda corporativa y mantiene el objetivo de rebajarla

La refinanciación es firmada por 14 bancos, liderados por Santander y Société Générale

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique.
El presidente de Sacyr, Manuel Manrique.

Un total de 14 bancos nacionales y extranjeros han entrado en la reestructuración de parte de la deuda corporativa de Sacyr, liderados por Santander y Société Générale. La compañía ha refinanciado 355 millones de euros que responden, esencialmente, a líneas contratadas para blindarse de los posibles efectos de la crisis sanitaria en sus negocios.

El ICO, BBVA, CaixaBank, Sabadell, JP Morgan o Deutsche Bank también están entre los acreedores que han accedido al cambio de condiciones de la deuda. La firma de infraestructuras ha explicado ante la CNMV que un primer tramo de préstamo de 280 millones alarga su vencimiento hasta los cinco años, mientras que los 75 millones restantes, en una línea de liquidez, tienen tres años por delante y posibilidad de una prórroga por otros dos años.

Desde Sacyr se enmarca la operación “en la política de la sociedad proporcionando flexibilidad financiera a largo plazo para la cobertura de sus necesidades”. Esta mayor estabilidad en la financiación a medio plazo se produce en un contexto de volatilidad en los mercados financieros.

Después de ampliar el plazo de sus vencimientos, Sacyr asegura que sigue comprometida con el recorte de deuda con recurso a la matriz expresado en su plan estratégico 2021-2025. La carga al cierre de marzo era de 798 millones de euros y el objetivo de recorte de la misma es de 200 millones para el presente ejercicio.

La empresa también remarca que la operación se produce apenas unas semanas después de la venta de toda la participación en Repsol, “lo que refrenda el foco de la compañía en los negocios concesionales, que son el centro de su actividad y su vector de crecimiento para los próximos años”. El último 2,9% en la energética fue vendido a primeros de junio, lo que supuso un recorte de 563 millones de deuda asociado a ese paquete.

Sacyr, que volvió al Ibex 35 el mes pasado tras seis años de ausencia en el Selectivo, concluyó el primer trimestre con un beneficio neto de 20 millones y el mejor margen bruto de explotación de su historia, del 20,3%. Su ebitda creció un 25% y los ingresos lo hicieron un 13%.

Normas
Entra en El País para participar