Comunidades autónomas

Juanma Moreno investido presidente de Andalucía

Se compromete a hacer de la comunidad andaluza una potencia en energías renovables, al mismo tiempo que apuesta por energías limpias

 El presidente andaluz en funciones, Juan Manuel Moreno Bonilla.
El presidente andaluz en funciones, Juan Manuel Moreno Bonilla.

 El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha sido investido de nuevo como jefe del Ejecutivo autonómico al obtener el respaldo de la mayoría del Parlamento, con los 58 votos de los diputados del PP, que conforman mayoría absoluta en la Cámara, y la abstención de Vox.

El PSOE, Por Andalucía y Adelante Andalucía han votado en contra de la investidura de Moreno, mientras que Vox, que no había desvelado el sentido de su voto, ha optado por una "afectuosa abstención", en palabras de su portavoz, Macarena Olona.

Una vez superado el debate de investidura, Moreno tomará posesión del cargo el sábado en el Palacio de San Telmo de Sevilla, sede de la Presidencia de la Junta, y su nuevo gobierno comenzará a trabajar la próxima semana.

El presidente de la Junta en funciones y candidato a la reelección, Juanma Moreno, ha reiterado este jueves su compromiso de hacer de la comunidad andaluza una potencia en energías renovables, al mismo tiempo que ha apostado por energías limpias que "no nos hagan depender de las dictaduras que nos chantajean permanentemente con éstas".

Durante su intervención en la segunda sesión del Debate de Investidura en el Parlamento andaluz, Moreno se ha referido a la importancia de evitar combustibles fósiles que contaminan, que limitan nuestro crecimiento y capacidad, que, además, son nocivos para nuestra salud y para el planeta y que limitan la dependencia energética de otros países.

"Queremos energías baratas para las clases medias y trabajadoras, que sean sostenibles y no depender de las dictaduras mundiales que nos rodean", ha apuntado.

En este sentido, ha señalado que esta legislatura que comienza impulsará a Andalucía como un referente en economía verde y ha manifestado que esta comunidad tiene unas condiciones inigualables para generar proyectos, riqueza y miles de empleos verdes vinculados a la energía sostenible.

Ya en su primera intervención, Moreno indicó que para esta legislatura el Gobierno se propone duplicar la potencia de la energía renovable, con 12 nuevos GW, superando los 20 GW de potencia instalada, con lo que Andalucía podrá generar tanta energía como ahora usando solamente las fuentes renovables.

Un incremento que, según señaló, movilizará una inversión privada de 12.000 millones de euros y que supondrá la creación de 30.000 empleos directos solo en la fase de construcción.

Bajar impuestos

La rebaja de impuestos seguirá siendo una de las líneas básicas del futuro Gobierno de Moreno, como en su primera legislatura cuando dejó al mínimo el impuesto de sucesiones y donaciones, deducciones en el tramo autonómico del IRPF y en Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD).

En la primera jornada del debate de investidura anunció que suprimirá el cobro del canon del agua que pagan en su factura todos los andaluces, con un impacto de 140 millones; deflactará la tarifa del IRPF en los primeros tres tramos de renta “con la finalidad de que los incrementos en los salarios inducidos por la inflación no supongan un mayor pago de impuestos”, con un coste de 70 millones; y aumentará las cantidades exentas del impuesto de la renta en el tramo autonómico para “favorecer las rentas de las familias, la natalidad y a las personas con discapacidad”, lo que implicará 50 millones de euros menos al año para las arcas andaluzas.

El argumento del dirigente popular es que estas medidas repercutirán directamente en los bolsillos de los ciudadanos atosigados por la subida de los precios. Este nuevo paquete de medidas fiscales “supondrá un balón de oxígeno a las familias de al menos 260 millones de euros adicionales” en 2023 y de 620 millones en la legislatura.

Normas
Entra en El País para participar