Elecciones

El PP arrasa en Andalucía y alcanza una holgada mayoría absoluta

La lista liderada por Juan Manuel Moreno Bonilla suman 58 escaños y gobernará en solitario aprovechando el hundimiento de Vox y el mal resultado de las fuerzas de izquierda

El presidente andaluz en funciones, Juan Manuel Moreno Bonilla.
El presidente andaluz en funciones, Juan Manuel Moreno Bonilla. REUTERS

El PP arrasa en Andalucía. Con el 99% escrutado, la lista de Juanma Moreno se impone con contundencia. Alcanza el 42% de los votos, con más de un millón y medio de papeletas, y los 58 escaños, tres por encima de la marca mínima de la mayoría absoluta. Podrá gobernar en solitario y no dependerá de Vox, que pivotó sobre su necesario apoyo buena parte de su campaña. El resultado confirma las encuestas iniciales, que dibujaban un panorama para los populares mejor del que se barajaba días atrás.

El PSOE —que en los anteriores comicios perdió el Gobierno de San Telmo por primera vez en casi 40 años— pierde definitivamente su gran feudo electoral. El candidato socialista, Juan Espadas, se queda lejos del Gobierno y con 30 diputados empeora la marca que obtuvo Susana Díaz hace cuatro años, que fueron 33 escaños. En cuatro años se deja más de 3 puntos, hasta poco menos del 25% de los votos, lo que le supone perder 150.000 papeletas y se queda por debajo del millón de votos.

Moreno Bonilla ya consiguió un vuelco histórico hace cuatro años al arrebatar el bastón de mando en Andalucía al PSOE, pero obtuvo el peor resultado en escaños y votos del PP de la historia. Y ahora ha podido resarcirse con creces. Los populares mejoran en 32 escaños y 22 puntos los resultados de 2018, así como se imponen en todas las provincias andaluzas. Son los mejores resultados del PP de la historia, por encima de los 50 escaños que obtuvo Javier Arenas en 2012.

Podrá gobernar de manera holgada, al sumar muchos más escaños que la suma de la izquierda y ni siquiera necesitará a Vox para gobernar. Ciudadanos, su actual socio, se queda fuera del Parlamento andaluz como le ocurrió en Madrid hace un año, factor que ha disparado el resultado popular. Y lo que sí parece que confirman estas elecciones es una ralentización en el ritmo de ascenso de Vox. El partido de ultraderecha obtiene 14 diputados, dos más que hace cuatro años, y tres puntos más en votos, el 13%.

Para completar la foto, los partidos a la izquierda del PSOE sufren un sonoro batacazo. Por Andalucía —la coalición integrada por Podemos, Izquierda Unida y Más País— obtiene cinco diputados. Adelante Andalucía, la escisión liderada por la antigua candidata de Podemos Teresa Rodríguez, se queda con dos representantes. Suman siete escaños, menos de la mitad que los 17 diputados que obtuvieron todos ellos, en una misma papeleta, hace cuatro años. En votos suman el 12%, frente al 16% de hace cuatro años.

En suma, los tres partidos de la izquierda suman el 35% del voto y 38 escaños. Hace cuatro años obtuvieron el 44% y 50 escaños. La derecha, en esta ocasión, le saca 24 puntos y se encaroma casi hasta el 60% del voto, contando a Ciudadanos que obtiene en torno al 3% del voto, con 71 escaños.

Normas
Entra en El País para participar