Livensa Living invierte 45 millones en alojamientos flexibles en Madrid

La operadora de residencias de estudiantes inaugurará en octubre un edificio de 384 estudios en Alcobendas

Pavlina Chandras, directora de operaciones de Livensa Living.
Pavlina Chandras, directora de operaciones de Livensa Living.

Livensa Living, uno de los principales operadores de residencias de estudiantes en España y Portugal, redirige su negocio al 'alojamiento flexible'. Tras haber realizado algunas experiencias en cuatro centros (San Sebastián, Bilbao, Valencia y Málaga), la compañía, que en la actualidad cuenta con 16 residencias operativas, se ha decidido a redoblar su apuesta por el alojamiento flexible.

La compañía ultima la construcción de un macroedificio de 384 estudios en Alcobendas (Madrid), que se convertirá en octubre en el primer centro de Livensa Living Studios, la nueva marca para alojar estudiantes, viajeros de ocio o negocios que necesiten estancias cortas, medias o largas y que quieran disfrutar de una experencia diferente a la de un hotel o a la de un apartamento turístico. “Hemos detectado una demanda por parte de expatriados y de turistas de negocios negocios de la zona de Alcobendas, ya que es la tercera que más empresas aglutina en España”, recalca Pavlina Chandras, directora de operaciones de Livensa Living. En su opinión, la propuesta de valor es muy diferente respecto a la competencia. “No somos una marca de lujo, pero la relación calidad-precio es muy buena. Todo es nuevo, muy moderno y a un precio muy asequible. En el precio están incluido todos los servicios (luz, agua o gas), la conexión wifi, gimnasio, piscina, coworking, limpieza y cambio de sábanas y toallas diario”, asegura.

Las tarifas cambian en función de los días de estancia y la categoría del alojamiento. El precio diario varía entre 85 y 110 euros, mientras que si la estancia llega hasta cinco meses, la tarifa mensual oscila entre los 800 euros en el caso de la más barata (estudios de 20 metros cuadrados) hasta los 1.265 euros para estudios de 30 metros cuadrados con terraza. En total, la compañía ha invertido 45 millones en el proceso de construccion y desarrollo del edificio de nueva planta.

Previsiones

Livensa Living acaba de abrir el plazo para la comercialización de las 384 plazas y se ha encontrado con alguna sorpresa. “Hemos visto un interés muy grande por parte de estudiantes y eso tiene que ver con la cercanía de algunas universidades, especialmente la Universidad Autónoma de Madrid, a cinco minutos en coche y bien comunicada por transporte público”, recalca Chandras.

De los 16 edificios operativos que tiene en la actualidad la operadora de residencias de estudiantes pasará a 19 al cierre de 2022. Esas tres nuevas incorporaciones incluyen el nuevo edificio en Alcobendas. Asismismo, la compañía ha firmado otros cuatro edificios que se inaugurarán entre finales de 2024 y principios de 2025. En esa última fecha, la idea es que la compañía cuente con 23 edificios. “En la actualidad estamos en una fase de búsqueda de oportunidades. Estamos mirando con fuerza en otro país europeo fuera de la Península Ibérica, aunque por el momento no podemos revelarlo”.

En cuanto al crecimiento dentro de la Península Ibérica, la directora de operaciones resalta que Barcelona sigue siendo un lugar interesantes, pese a las trabas normativas, y que el siguiente edificio de la marca Studios estará en Valencia.

Otra apuesta de Brookfield en España

Origen. Livensa Living fue creada en 2019 y apenas un año después fue adquirida en su práctica totalidad por el fondo canadiense Brookfield, que encontró la oportunidad perfecta para entrar en la construcción y operación de residencias de estudiantes en España y Portugal.

Operaciones. Posteriormente, Brookfield compró la cadena hotelera Selenta por 440 millones de euros en julio de 2021 y también se hizo con el hotel Princesa de Madrid por 175 millones en mayo de 2022.

Normas
Entra en El País para participar