Ola de calor

Más de 70.000 hectáreas calcinadas en las dos oleadas de incendios

El territorio que más está sufriendo las consecuencias de las llamas en estos momentos es Zamora

Un bombero de las brigadas de refuerzo en incendios forectales (BRIF) frente a un campo de trigo en Tabara (Zamora).
Un bombero de las brigadas de refuerzo en incendios forectales (BRIF) frente a un campo de trigo en Tabara (Zamora).

Sin haber pasado el ecuador de los meses más calurosos, en España han ardido más de 70.000 hectáreas, entre los incendios que se desarrollaron a lo largo de junio y los actuales que mantienen en vilo a media España.

El territorio que más está sufriendo las consecuencias de las llamas en estos momentos es Zamora, que ya ha alcanzado los 17 pueblos desalojados por el fuego de Losacio. El incendio continúa en nivel 2 de peligrosidad y ha dejado dos víctimas mortales.

Además, Renfe ha suspendido la circulación de trenes entre Galicia y Madrid por la proximidad de este incendio a las vías del tren. La línea afectada es la circulación entre Otero de Bodas y Zamora, lo que afecta al servicio de trenes AVE y Alvia del corredor Galicia-Madrid.

Para no interrumpir el servicio, ha organizado una alternativa mediante transporte por carretera entre las estaciones de Zamora y Sanabria para los viajeros de los trenes que ya habían partido de sus estaciones de origen. El fuego también ha cortado la carretera N-631.

En Galicia preocupan los incendios declarados en las zonas de Fologoso de Courel (Lugo) y Valdeorras (Orense), que ya han arrasado 3.000 hectáreas. Por primera vez, han sido activadas las tres grandes cisternas de las que dispone la Axencia Galega de Emerxencias (Axega) y están colaborando en las tareas de extinción más de un centenar de miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Una de las comunidades más afectadas por la ola de calor es Extremadura, que ha sufrido como consecuencia un complicado incendio declarado en el Valle del Jerte que sigue activo, y en Las Hurdes y Casas de Miravete, que han sido dados por estabilizados.

También estabilizado, se encuentra el incendio declarado el viernes pasado en la sierra de Mijas (Málaga), destruyendo 2.070 hectáreas y afectado a los municipios malagueños de Alhaurín el Grande y Alhaurín de la Torre, aunque se pide prudencia y precaución ante las fuerte subida de las temperaturas, que pueden favorecer reactivaciones.

El incendio de Pont de Vilomara (Barcelona) continúa y los bomberos alertan de la posible complicación por la subida de las temperaturas. Ya ha calcinado más de 1.200 hectáreas desalojando a unas 200 personas.

La ola de calor se ha cobrado 510 vidas

El Instituto de Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Sanidad, ha estimado que se han producido 510 muertes atribuibles a las altas temperaturas en la semana del 10 al 16 de julio. El último dato que recoge la estadística de monitorización referido al sábado 16 que es el pico máximo, con 150 decesos estimados en un día.

Normas
Entra en El País para participar