La crisis de suministros no frena las reformas, pero obliga a pedir préstamos

El 36% de los españoles reformó su casa en 2021, según Houzz

Se prevé que persista el desabastecimiento de materiales

Reformas hogar Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El incremento del coste de productos y materiales provocado por las interrupciones en la cadena de suministros no ha impedido que se reformen las viviendas, pero sí ha orillado a los españoles a pedir más préstamos bancarios y a financiar sus proyectos con tarjeta de crédito. Esa es la conclusión que se extrae del último estudio Houzz y el hogar, elaborado por la citada empresa californiana especializada en obras de interior. Aunque los ahorros siguen siendo la principal fuente de financiación, los préstamos aumentaron tres puntos porcentuales en 2021 respecto al año anterior, mientras que la financiación con tarjeta subió dos puntos.

Los nuevos compradores de vivienda son los que más acuden a las subvenciones, pues son los que más dependen del dinero en efectivo para costear sus proyectos, según explica el informe. También son los que más gastan, al triplicar la media nacional, que el año pasado fue de 45.000 euros. De manera general, un 36% de los españoles reformó su casa en 2021, lo que representa un crecimiento de siete puntos porcentuales respecto al año previo.

De acuerdo con Sebastián Molinero, secretario general de la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac), la pandemia desató la demanda de reformas en el hogar y esto ha sido aprovechado por los bancos para impulsar los préstamos, lo cual explica la subida del 6% al 9% registrada por Houzz. Detalla que el shock psicológico que supuso pasar más tiempo en casa es, hasta ahora, lo que ha favorecido la inversión en el sector. De hecho, esta tendencia se mantiene en 2022: más de un tercio de los particulares planea renovar y decorar su hogar este año, según la empresa californiana.

Molinero, sin embargo, no es tan optimista. La inestabilidad en los precios de los materiales está haciendo mella en los presupuestos y el desabastecimiento de los suministros se prevé que continúe. Explica además que el shock no afectó realmente durante el año pasado, pues los primeros retrasos fueron hasta el último trimestre y se sintieron en materiales poco usados por la industria, como el acero y la madera. En cambio, ha golpeado con todo en 2022 y ahora sí que se nota un descenso en la demanda futura. Para el analista, “el gran interrogante es lo que viene después del verano, cuando se acaben los ahorros y la euforia de las vacaciones. La crisis económica y energética afectará a todo el consumo, incluida la reforma de vivienda”.

La falta de mano de obra también ha jugado un rol importante. Según Houzz, la búsqueda de profesionales para reformas repuntó durante el año pasado. En concreto, un 58% de los encuestados solicitó ayuda de un constructor; el 49%, de algún electricista, y el 39%, de un fontanero. Tanta demanda demoró los proyectos durante meses y, de acuerdo con el secretario de Andimac, aún hay proyectos de enero que siguen pendientes de ejecutarse, pero en realidad no se trata de compras nuevas.

¿Qué reforman los españoles?

Las reformas de espacios interiores continuaron siendo la prioridad para casi nueve de cada diez particulares que llevaron a cabo proyectos del hogar en 2021, según Houzz.

Si bien los baños fueron los espacios más reformados, las cocinas generaron el gasto más alto y experimentaron una subida del 40% respecto a 2020.

Los espacios que más aumentaron su popularidad respecto a hace dos años han sido los dormitorios, entradas, vestíbulos y recibidores y las salas de estar y comedores.

La instalación de sistemas de seguridad también se incrementó, aunque de manera más leve. Los compradores de vivienda reciente fueron los que más apostaron por instalar algún método de seguridad, como cámaras para el exterior o alarmas.

Normas
Entra en El País para participar